Qué no daríamos ahora por volver a esos días en los que se podía salir a mediodía o por la tarde sin achicharrarte en la calle. Las temperaturas ha continuado siendo sofocantes, como si estuviéramos ya bien avanzados en julio, con noches que también se han caldeado y aunque han permitido dormir, ya empieza a costar. Pero, afortunadamente, la nueva y última semana de mayo (en la que comenzará junio también) llega con un alivio para los que sufrimos de los rigores del calor:

Lunes 29 de mayo

La jornada del lunes no traerá mucho ruido en cuanto a precipitaciones se refiere. De madrugada podría haber – en sus primeras horas – algún chubasco o tormenta puntual que rápidamente desaparecería y que serán más probables en la franja central de la provincia, incluyendo la capital y Fuente el Fresno o Malagón. Por la mañana el cielo estará muy nuboso en el tercio occidental de la provincia (por ejemplo, en Anchuras, Alamillo, Almadén u Horcajo de los Montes) con posibilidad de alguna gota dispersa y luego aquí en esta zona se quedará ya en intervalos nubosos el resto del día. Por contra, en el tercio oriental las nubes de evolución serán más numerosas a partir de media mañana y por la tarde no descartamos que incluso se escape alguna tormenta en aquelas zonas que hagan frontera con Albacete y Cuenca (por ejemplo, Pedro Muñoz o Ruidera). En el resto de la provincia habrá intervalos nubosos pero previsiblemente sin lluvia.

El viento soplará flojo de componente W. Las temperaturas, para nuestro regocijo, van a descender, una bajada tanto de las mínimas como de las máximas que será más acusada en el W. De este modo, por la madrugada estaremos por debajo de los 15ºC (incluso habrá puntos cercanos a los 10ºC) y de día ya no llegaremos a los 30ºC, quedándonos en unos más llevaderos 26ºC-27ºC.

Más información de el tiempo en Meteo Castilla-La Mancha.