Actualmente, el territorio provincial de Toledo hay 123 menores que viven en acogimiento familiar. De ese total, 69 niñas y niños son acogidos por familiares de su entorno o familia extensa (tíos, abuelos); los 54 restantes viven con familias ajenas que no tienen ningún tipo de vínculo de parentesco, y se han ofrecido a acogerles “incrementando esta última cifra un 20 por ciento en este año”, declaró el director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños.

Estos datos eran ofrecidos por Gregorio Gómez durante su asistencia a una de las sesiones del curso formativo y de apoyo que, por segunda vez este año, el Gobierno regional está ofreciendo en la sede de la Dirección Provincial de Bienestar Social en Toledo a personas interesadas en el acogimiento familiar.

Luego de un primer curso que se llevó a cabo en abril, durante estos días y desde el pasado mes de noviembre están participando en el segundo proceso de formación y valoración un total de once nuevas familias toledanas que se ofrecieron para acoger a menores.

Estas actividades formativas para familias, que han presentado su solicitud para participar en dicho programa, se complementan con un periodo de valoración, que llevan a cabo los técnicos de acogimiento y de la sección de menores de la propia Dirección Provincial de Bienestar Social, con el fin de determinar la idoneidad de la inclusión de estas familias en la Bolsa de Acogedores Familiares de la provincia de Toledo.

19 familias se han ofrecido este año para acoger a menores

Durante este año, un total de 19 familias de la provincia de Toledo se han ofrecido para llevar a cabo acogimientos familiares que, según explicaba Gregorio Gómez, “sirven para dar respuesta a difíciles situaciones de niños y niñas que no pueden o no deben permanecer con sus padres por diferentes motivos y han de pasar a vivir temporal o permanentemente con otra familia de acogimiento, que puede guardar algún o ningún parentesco con los menores y que se hace cargo de su cuidado y Educación y, lo más importante, garantizando a estos niños y niñas su protección, atención y desarrollo personal en un ambiente familiar adecuado”.

De esta manera, el programa de acogimiento familiar organizado y financiado por la Consejería de Bienestar Social es una medida para proteger a los menores que lleva adelante la Administración y cuyo objetivo es proporcionar, por un tiempo determinado, el entorno que facilite un clima emocional de afecto y seguridad para los menores, mientras la familia biológica puede resolver las causas que motivan la salida de los menores del núcleo familiar.

Y, si esas circunstancias que dan lugar a la tutela provisional no se resuelven, la Administración puede adoptar otra medida de protección alternativa y más apropiada a la situación, siempre velando por el interés superior del menor.

El director provincial indicaba que, ante la necesidad de dar a conocer a la población con mayor detalle la realidad del acogimiento familiar, el Gobierno regional ha estado llevando a cabo durante 2017 y este año la campaña de sensibilización ‘Porque si lo piensas, acoger es lo tuyo’.

Y, según añadía Gregorio Gómez, “gracias a esta campaña se ha podido incrementar en nuestra provincia el número de solicitudes recibidas para participar en el programa pero, aunque este año se han llevado a cabo estos dos procesos de formación y valoración de familias acogedoras, sigue existiendo la necesidad de que más familias se ofrezcan para acoger a estos menores”.

La entrada Toledo tiene 123 menores en acogimiento familiar y las familias sin vínculos de parentesco que les acoge subieron un 20 por ciento se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.