Ahora sí que tenemos un tiempo invernal, lo que debería corresponder a nuestra tierra, y no cuando superamos los 15ºC y el sol implacable no nos deja en paz ni un día. Hay que decir que lo que estamos viviendo no es, o no debería ser, nada extraordinario ni fuera de lo normal, sino que entra dentro del rango de lo absolutamente normal para un invierno en La Mancha. La nieve caída es algo que otras décadas ha sido mucho más habitual, y no un fenómeno raro. Tras haber visto el blanco elemento durante varios días en muchísimos puntos de la provincia ciudarrealeña, el cielo se va a ir despejando y le va a llegar el turno al intenso frío con heladas importantes:

Miércoles 07 de febrero

Este miércoles amaneceremos con el cielo bastante despejado, aunque aún en las primeras horas de la madrugada estará nuboso en la mitad oriental de la provincia, pero estas nubes acabarán por romperse. El cielo mucho más abierto de la mañana dará paso a unas horas centrales del día con intervalos nubosos pero ya no se prevén precipitaciones. Por la noche volverá a quedarse el cielo despejado.

El viento soplará del NE flojo con algunas rachas moderadas en La Mancha. Las temperaturas máximas podrán subir algún grado, pero seguirán siendo muy frías al estar dentro de la órbita de los 5ºC. Las mínimas descienden con ganas y las heladas van a ser generalizadas e intensas, con muchos puntos rondando o alcanzando los -5ºC.

Puedes ver la previsión para los próximos días en Meteo Castilla La Mancha