Usman Garuba, jugador de la NBA, participa en el Clinic de baloncesto organizado en Alcázar

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, daba la bienvenida al jugador de la NBA, Usman Garuba, que participaba en un Clinic de Baloncesto en el pabellón Díaz Miguel, junto con María Espín, jugadora del Estudiantes de Madrid y Javier Zamora, seleccionador nacional sub-17.

Usman Garuba, afincado en Azuqueca de Henares, Guadalajara, participaba en el Clinic de baloncesto organizado en Alcázar al que asistían más de 200 niños y niñas que pasaban una inolvidable jornada deportiva.

La alcaldesa en el acto de presentación del clinic, donde recibía una zapatilla de baloncesto del número 52, el que calza Garuba, afirmaba que “es una tarde emocionante y agradable para el deporte en Alcázar y particularmente a los aficionados del baloncesto”. Es cierto que en Alcázar se practica mucho deporte, decía, y de todas las disciplinas, pero si hay un deporte rey, es el baloncesto con una cantera que ha dado siempre muy buenos resultados. Es una buena tarde, añadía, para que los niños y niñas de Alcázar puedan aprender de los principios que se adquieren practicando algún deporte, para que les ayude en su educación como personas.

El vicepresidente de la Diputación y concejal del ayuntamiento de Alcázar, Gonzalo Redondo, que asistía acompañado del concejal de Deportes, Javier Ortega, recibía también un balón firmado por el jugador de la NBA, recientemente nombrado Hijo Adoptivo de Castilla-La Mancha.

Este tipo de clinic me gustan mucho, decía Usman Garuba, porque me recuerdan cuando empezaba yo en las escuelas municipales, es muy divertido verles tan pequeños jugando y esforzándose. Para su futuro, dijo Garuba, que espera que su carrera progrese, ya que aún es corta y que en eso está trabajando.

Es un privilegio estar aquí donde he pasado noches maravillosas de basket, recordaba Javier Zamora. Ha sido muy agradable poder compartir esta jornada de deporte con los niños que participan en el clinic.

Para María Espín verles las caras a los niños y niñas cuando ven a algún jugador, hace que merezca la pena. En este tipo de clinic se intenta inculcar las dificultades a las que se enfrentan, porque hay mucha gente y muy buena, pero nunca sabes dónde te va a llevar la vida, por lo que es muy importante, que por muy difícil que sea el camino, siempre haya que seguir intentándolo. Que vean como personas como nosotros que aún no teniendo un camino fácil, y saliendo de sitios humildes y pequeños, hemos llegado lejos.

 

Ir arriba