Aunque las gélidas temperaturas no te inspiren a pensar en vacaciones de verano, llegarán los días soleados y con ellos, una escapada inolvidable. Y para el máximo relax y diversión, un destino fantástico, el paraíso más azul del mundo, la Isla de Malta. Cálida, histórica, llena de mar y entretenimiento, así es Malta en las que serán las mejores vacaciones de tu vida.


Siendo uno de los grandes destinos para vacaciones en la playa en la Europa Insular, Malta tiene los paisajes más arrebatadores del Mediterráneo. El archipiélago cuenta con una dilatada historia influenciada por muchas culturas. En Malta, además de broncearte y divertirte como nunca, podrás visitar impresionantes construcciones que se encuentran dentro del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Patrimonio histórico de Malta

En tu estancia de vacaciones de verano en Malta, podrás hacer un recorrido por la preciosa ciudad antigua de La Valeta. Esta es una ciudad en la se mezclan armoniosamente los estilos barroco, renacentista y neoclásico, y algunos de sus edificios datan del siglo XVI. La “Humildísima Ciudad de La Valeta” como la bautizaron los Caballeros Templarios,  es hoy en día vivaz e  histórica pero también muy moderna.


Los primeros pobladores construyeron en el 5,000 y 2,500 a.c. los impresionantes templos megaliticos de Malta. Estos templos son las construcciones más antiguas conocidas del mundo, aún más que las Pirámides de Egipto. Y si estos de deslumbran, aún vas a sorprenderte más con el Hipogeo de Hal Saflieni. Este templo subterráneo prehistórico en el sureste de Malta es el único conocido de su clase en el mundo.

Gastronomía de Malta

Tus vacaciones en Malta también te permitirán descubrir su especial gastronomía, porque uno de los placeres de viajar es consentir al paladar. Alejándose de la cocina mediterránea de la región, Malta aprovechó la influencia española, siciliana y turca para crear su gastronomía original y deliciosa. Un rico pastelillo de hojaldre y ricota para merendar llamado el Pastilizzi, es algo que no debes perderte.

La influencia italiana se hace sentir en la Timpana de hojaldre, huevo duro, y carne picada en un plato horneado que es un imprescindible en Malta. La Minestra, la “sopa de viudas”, la sopa Aljotta, el Stuffa Tal Fenek que es un delicioso guiso de conejo, el Lampuki, y tantas delicias culinarias más que te harán vivir Malta en los más ricos sabores de esta isla encantadora.

Deportes acuáticos en Malta


Pero la exuberante belleza de Malta es ideal para que disfruten de vacaciones aquellos que se decantan  por las  actividades marítimas o tenderse sobre la suave arena y dejarse mimar por su clima cálido. En Malta hay muchos tours por las islas del Archipiélago, cruceros a Gozo y Comino, parte del gran atractivo de la región. Y como si fuera poco, muchas actividades llenas de emoción en la que disfrutar del amanecer hasta el anochecer. Submarinismo, Snorquel, navegar en vela, kayak y canoas.


Si lo tuyo es disfrutar de vacaciones en Malta con estupendos  paisajes y mucho verdor, te divertirás al máximo haciendo senderismo, ciclismo, treking, montañismo y montar a caballo en las montañas y colinas. Actividades que te dejarán recuerdos inolvidables de un paraíso único.

La noche en Malta


Para los más urbanitas, la capital de Malta es tan moderna como cualquier capital del mundo y está llena de bonitos atractivos. Aprovecha el bus turístico para recorrer los principales puntos turísticos de la ciudad de La Valeta. Visitar la Catedral Barroca del siglo XVI, la Procatedral de San Pablo, el Palacio del Gran Maestre, el Upper Barakka Gardens con vistas al puerto. Hacer una visita guiada a la Casa Roca Piccola, que refleja la vida de las clases nobles del siglo XVI. El Teatro más antiguo de Europa, Teatro Manoel, el Fuerte de San Ángel y el Albergue de Castilla, entre otros.


La noche es divertida en La Valeta, pudiendo hacer escapadas por el centro de la ciudad o el barrio de restaurantes en el área del puerto. Esta zona data del siglo XVIII y se ha modernizado para convertirse en restaurantes y bares. Sin duda, una estancia en Malta permite el disfrute al máximo de toda clase de entretenimientos y actividades culturales.

Visitar la Gruta Azul en Malta

Pero no te marches de Malta, sin hacer la visita obligada a la Gruta Azul, conformada por cuevas naturales en los acantilados de roca. El espectáculo de la luz del sol sobre las cuevas es todo un experiencia que nos confirma la belleza de este rincón del mundo. Además de recorrer las cuevas en pequeñas barcas, se puede practicar buceo. En la zona hay atractivos como un barco sumergido que hace la visita ideal para chicos y grandes, toda una gran elección como destino de vacaciones.

¿Decidido a viajar de vacaciones a Malta? Si aún dudas, toma nota que  de mayo a septiembre son los meses ideales para visitar Malta. El clima es muy cálido, los días son más soleados y por ello mismo puedes disfrutar aún más tus vacaciones. Aún hay tiempo para planear un viaje en solitario, en pareja o con la familia a uno de los lugares más atractivos del mundo ¡No lo olvides! Malta te espera este verano.