La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor y el concejal de Cultura, Mariano Cuartero, visitaron la Biblioteca Municipal para ver el resultado de la reciente ampliación. Una remodelación que, además de ampliar los puestos de estudio y lectura, ha dotado esta infraestructura cultural de mayor luminosidad y un mayor espacio para albergar mayor cantidad de volúmenes del fondo municipal. A los 50.000 existentes se le sumarán ahora 20.000 más de los que podrá disfrutar la ciudad, tanto in situ como en modalidad de préstamo. En las próximas semanas estará concluida también la adaptación de la biblioteca infantil que será más accesible.

La ampliación de la Biblioteca Municipal era una reivindicación de los usuarios, especialmente estudiantes y opositores que utilizan a diario este espacio. Una demanda que se ha hecho realidad, anexionando al antiguo espacio una sala de exposiciones contigua que ha dotado de mejor iluminación y ha permitido la ampliación de los puestos de estudio y lectura de esta biblioteca. Igualmente, la mayor amplitud permitirá ampliar a 70.000 los volúmenes de consulta y lectura. “La biblioteca cuenta ahora con mayores comodidades para los usuarios y se ha reestructurado todo el espacio para permitir otras actividades como, por ejemplo, el club de lectura”, comentó la alcaldesa alcazareña en su visita. “Estamos muy satisfechos con el resultado de esta remodelación, aunque aún estemos dando las últimas pinceladas”.

Entre estas últimas pinceladas se encuentra la adquisición de un nuevo mostrador para la zona de préstamo y atención a los usuarios; así como la adaptación de la biblioteca infantil que estará finalizada en las próximas semanas y que será completamente accesible, desde la calle, para pequeñas y pequeños lectores. La nueva biblioteca se ubicará en la antigua sala de la ciberteca ganando, al igual que su hermana mayor, en espacio y luminosidad. “Es importante incentivar la lectura y el acercamiento a los libros, a través del juego, de nuestras ciudadanas y ciudadanos más pequeños”, destacó la alcaldesa.

La remodelación de la Biblioteca Municipal ha contado con la ayuda de la Diputación de Ciudad Real, además de fondos propios del Ayuntamiento. “Una inversión en cultura que finalmente retorna de vecinos, facilitándoles el acceso a la lectura, al conocimiento y a la formación del pensamiento crítico”.

La Biblioteca está abierta de lunes a viernes, ininterrumpidamente, entre las nueve de la mañana y las nueve de la noche; y desde las diez de la mañana a las dos de la tarde todos los sábados.