Alcázar iluminará de rojo hoy sus edificios emblemáticos con motivo del Día Internacional de las Cardiopatías congénitas

Alcázar de San Juan iluminará de rojo los molinos de viento, la fachada del ayuntamiento y la locomotora de entrada a la localidad con motivo de Día Internacional de las Cardiopatías congénitas.

Es la manera en que el ayuntamiento quiere colaborar con las asociaciones, que defienden este tipo de enfermedades, a hacer visible la situación de las personas y familias que la padecen.

Se trata de una oportunidad de sensibilizar a la sociedad sobre lo que supone nacer con un «corazón diferente». Pero el día es solo eso, un día, una herramienta, dependerá de todos y cada uno de nosotros, los afectados directa o indirectamente por las cardiopatías congénitas, el que nuestro entorno se conciencie para que la patología de mayor prevalencia en recién nacidos no siga siendo una gran desconocida.

La sociedad debe saber, informan, que uno de cada 125 bebés nace con una cardiopatía congénita, que en España nacen cada año unos 4.000 niños con problemas de corazón, que a nivel nacional, son intervenidos quirúrgicamente entre 1700 y 2000 niños al año.

Debemos hacernos visibles, explican las asociaciones que trabajan en este campo, que la sociedad sepa las vicisitudes y sufrimientos de nuestros hijos y de padres, las intervenciones quirúrgicas a las que son sometidos, las largas estancias hospitalarias, la mayor probabilidad de problemas de neurodesarrollo, su mayor fracaso escolar, sus dificultades de inserción social. “Y ¿por qué no?, los problemas económicos, laborales y de todo tipo que suponen su atención, la dificultad para encontrar ayudas económicas durante las estancias hospitalarias en UCI o neonatal”.

Ir arriba