En la mañana del miércoles, 4 de diciembre, el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, acompañado por la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor y el Consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, entre otras autoridades; inauguró las instalaciones de las nuevas fotovoltaicas que ya están funcionando en la ciudad. Cuatro plantas con una producción de 190 MW, energía suficiente para abastecer a 30.000 hogares -tres veces la población de Alcázar de San Juan- lo que sumado a las termosolares existentes lo convierten en el complejo solar más grande de España y uno de los más importantes de Europa.

“Hoy es un día importante para Alcázar de San Juan”, remarcó la alcaldesa de la ciudad, Rosa Melchor, poniendo en evidencia la apuesta del equipo de Gobierno alcazareño por las energías renovables. “Con la inauguración de estas fotovoltaicas nos convertimos en la ciudad española que genera mayor cantidad de energía eléctrica por medio del sol. La sostenibilidad no es un proyecto de futuro, es el presente en Alcázar y es una satisfacción que nuestro modelo de desarrollo económico avance en esta dirección. Una apuesta por dar la vuelta al modelo productivo, que en Alcázar comenzó hace ya muchos años, y que hemos retomado para dejar a quienes vienen detrás una ciudad más amable”.

Una apuesta por la transición energética a la que se suma también el Gobierno de Castilla La Mancha, con su presidente, Emiliano García Page, a la cabeza. El presidente regional fue el encargado de cortar la cinta junto a la alcaldesa alcazareña y el Consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero. Este último señaló que la puesta en marcha de estas plantas fotovoltaicas “es fundamental para la región, porque muestra el compromiso del Gobierno regional para transitar hacia la energía limpia. Somos la Comunidad Autónoma con mayor producción de energía fotovoltaica de España, la segunda en eólica y la tercera en termosolares”. También destacó el Consejero la importante producción de las nuevas fotovoltaicas “que podrían abastecer a la población de Alcázar, Manzanares y Tomelloso”.

La alcaldesa alcazareña recordó también lo que han supuesto y suponen estas plantas para la dinamización económica y la generación de empleo, cerca de 600 personas durante la construcción y 20 puestos fijos para su mantenimiento. “Además de la creación de empleo, estas plantas han supuesto una inversión de 175 millones de euros, la inversión más grande de la región en los últimos cuatro años, con lo que esto supone para Alcázar saliendo de una recesión y escuchando que hay expertos que amenazan con otra crisis”. Melchor recordó también que esta inversión supone una importante inyección para las arcas municipales, “unos ingresos extraordinarios que servirán, entre otras cosas, para arreglar nuestra Plaza de España”. La alcaldesa agradeció el apoyo de la Junta de Comunidades “que una vez más muestra que está al lado de Alcázar y que, al igual que nosotros, apuesta por las energías renovables”.

Eugenio Llorente, presidente de Cobra -empresa encargada de las plantas- adelantó que tienen la intención de seguir apostando por la instalación en la ciudad de plantas similares, concretamente 250 MW más en los próximos años. “Es muy fácil trabajar en Alcázar porque, tanto el Gobierno regional como el Ayuntamiento, nos dan facilidades. Añadió también que los terrenos en los que se construyen estos complejos son alquilados, con lo que esto supone de beneficio para los propietarios agrícolas de la zona.

A la inauguración de este nuevo complejo fotovoltaico asistieron también el Presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero y la Delegada Provincial de la Junta, Carmen Teresa Olmedo.