La Asociación de Empresarios Centro Mancha organizó el pasado viernes, 29 de noviembre, en el Hotel Intur, la primera gala de Premios ASECEM, con el objetivo de reconocer el trabajo diario de los empresarios alcazareños. Recibieron el premio a la trayectoria La Viña E, Pronovias y Almida. Los premios a la innovación fueron para Pastelería La Rosa, Carmen Martín y Amar. El premio al emprendimiento joven fue para Iván Tejado Murat, socio de Inalnet. José María Ropero, fundador y primer presidente de ASECEM, recibió un premio honorífico. La alcaldesa de Alcázar, que estuvo presente en la gala, destacó que “Alcázar puede presumir de tejido empresarial”, ya que la ciudad se encuentra entre las 198 ciudades de toda España con mayor facturación empresarial.

La primera gala de Premios ASECEM reconoció el trabajo, la trayectoria y la innovación de las empresas y comercios alcazareños. “Creemos que es una forma de premiar el esfuerzo diario que hacen nuestras pequeñas y grandes empresas, todos los días, para poder abrir sus negocios”, explicó la actual presidenta de la asociación, Susana Moreno.

Los premiados fueron La Viña E, por su trayectoria en hostería desde el año 1917. Un negocio que ha pasado ya por las manos de tres generaciones. Pronovias se llevó el premio a la trayectoria en comercia, por sus más de 30 años vistiendo a novias y madrinas. El premio a la trayectoria en la labor social fue para el Centro Especial de Empleo y Grupo de Integración Laboral Almida. Aunque hubiera merecido también el premio a la trayectoria empresarial, ya que cinco generaciones de pasteleros se han hecho cargo de Pastelería La Rosa, en esta ocasión fueron premiados por la innovación en la producción y distribución de productos pasteleros. Carmen Martín recibió el reconocimiento a la innovación en comercio, destacando la venta on line de primeras marcas. Otra empresa con una dilatada trayectoria, Amar, recibió también el premio a la innovación industrial, entre otras cosas, por la creación de su propia marca. El premio al joven empresario fue para Iván Tejado Murat, socio de Inalnet. José María Ropero, fundador de ASECEM y primer presidente de la asociación, recibió el premio honorífico.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, que junto al vicepresidente de Promoción Económica de la Diputación de Ciudad Real y Teniente de Alcalde alcazareño, Gonzalo Redondo, el secretario de FECIR, David Plaza y la presidenta de ASECEM, Susana Moreno, entregó los citados premios; destacó que Alcázar “puede presumir de tejido empresarial”. Recordó que durante la crisis económica fueron las pequeñas y medianas empresas las que mantuvieron la economía en el país y en la ciudad. Un esfuerzo “que merece ser reconocido” y que ha hecho que Alcázar forme parte hoy del ranking de las ciudades españolas con mayor facturación empresarial, ocupando el puesto 198, con una facturación media de 973 millones al año. “Tenemos un tejido empresarial claramente consolidado, cuya mayor virtud es la capacidad de transformación que tienen, habiendo sabido adaptarse a cada momento y al mercado”. La alcaldesa puso en valor la apuesta por el sector turístico que se está llevando a cabo desde el Ayuntamiento y a la que se han sumado hostelería, comercio y empresas agroalimentarias. Señaló también que otra de las líneas de trabajo es el transporte, con el proyecto de la Plataforma Logística Intermodal, que beneficiará a empresarios de toda la comarca, especialmente del sector agroalimentario. “Creo que estamos en el buen camino y nuestros empresarios lo están haciendo muy bien. Por eso es bueno estimularlos, para que sigan trabajando en esta dirección y otros puedan seguir su ejemplo”. Melchor destacó el valor de estos premios que implican el reconocimiento por parte del propio sector empresarial.