En 2017, Castilla-La Mancha recibió un total de 259 empresas, según el dato del Colegio de Registradores. Así lo ha puesto de manifiesto hoy, en sede Parlamentaria, el director general de Empresas, Competitividad e Internacionalización Javier Rosell al tiempo que ha ratificado que en Castilla-La Mancha “no hay fuga de empresas”.

Rosell, que ha comparecido en Comisión parlamentaria a petición del Grupo Parlamentario Popular, ha indicado que junto al comportamiento de las exportaciones, al incremento de la inversión extrajera directa, a las solicitudes de las empresas de la región, para nuevos proyectos de implantación y para proyectos que supongan un aumento de la capacidad productiva, y al no existir una fuente oficial que recoja la fuga de empresas, uno de los indicadores que se puede tener en cuenta es el de ingresos por el impuesto de sociedades.

Así, según la agencia tributaria, en Castilla-La Mancha, los ingresos por este concepto crecieron en 2017 un 9,3% y “estamos más de dos puntos por encima de la media nacional, y estando por encima de algunas comunidades como Galicia y Murcia, por lo que no se pueden estar yendo las empresas de la región cuando los ingresos suben”, ha apuntado.

A este respecto ha indicado que, precisamente, el Plan Adelante ha sido un puntal esencial para poner a disposición de las empresas de la región una estrategia integral de apoyo empresarial. A día de hoy, el Plan Adelante ha beneficiado a 5.048 empresas, con una inversión pública de más de 60,5 millones de euros, y una inversión asociada a la misma de 550 millones de euros.

Entre otros factores, Rosell ha indicado que el ritmo de la inversión extranjera directa en Castilla-La Mancha puede dar cuenta del afianzamiento y la atracción de empresas en la región.

Del mismo modo, ha explicado que las inversiones solicitadas por las empresas de Castilla-La Mancha, en este año 2018, para los incentivos regionales se sitúan en 140.572.851 millones de euros y llevan aparejadas un mantenimiento de 1.525 puestos de trabajo y una creación de 261 nuevos puestos. “Hay que recordar que desde el 1 de enero Castilla-La Mancha se beneficia de uno de los mejores mapas de ayudas a nivel europeo”, ha apuntado Rosell.

En este sentido, ha  puntualizado  que la Comunidad Autónoma es la quinta región en la que más ha crecido la inversión productiva extranjera durante 2017 en comparación con el mismo periodo del año anterior, ya que ha experimentado una subida del 72,9%, al pasar de 104,4 millones de euros de inversión en 2016 a 180,6 millones de euros este año. El dato contrasta con el comportamiento a nivel nacional donde la inversión extranjera se redujo en este periodo en un 7,2%.

“Desde el 2015, la inversión extranjera en Castilla-La Mancha se ha multiplicado por tres, pasando de los 54,2 millones de euros de inversión durante 2015 los 180,6 millones de euros de 2017”, ha matizado.

Exportaciones de Castilla-La Mancha

Como muestra del dinamismo empresarial de Castilla-La Mancha, Rosell ha indicado que las exportaciones han superado la barrera de los 7.000 millones de euros y alcanzaron su record histórico en 2017. Las cifras suponen un incremento del 9,3% respecto al año 2016, con una cifra total de negocio en exportaciones de 7.056 millones de euros de enero a diciembre de 2017.

El director general de Empresas, Competitividad e Internacionalización ha concluido recordando que hay 6.551 nuevas sociedades mercantiles en Castilla-La Mancha desde el inicio de la legislatura.

La entrada Castilla-La Mancha recibió el año pasado 259 nuevas empresas y registró un saldo positivo de sociedades mercantiles se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.