La ciudad de Padua se encuentra en el suroeste de la región del Véneto. Es una encantadora ciudad que dista apenas 40 kms de Venecia y 29 kms de Vicenza. Esto la hace ideal cuando planeas un recorrido por esta región italiana. Padua es la capital de la provincia del mismo nombre y su paisaje está delineado por los ríos Bacchiglione y Brenta. Es famosa por su legado arquitectónico, pero también por su cocina. Y en ella se encuentra la famosa y prestigiosa Universidad de Padua. Famosa es también, aunque tiene otros santos patronos, por su patrono San Antonio de Padua.

La antiquisima ciudad de Padua en el Véneto

La ciudad de Padua remonta su origen al siglo I antes de Cristo. Por aquel entonces se denominaba Patavium y era una ciudad romana de comercio importante. Sin embargo, por algún tiempo decayó en importancia. Fue hasta el siglo XIV, cuando recobró su esplendor, y se construyeron muchos de sus monumentos. También se convirtió en una ciudad italiana de renombre aunque habría de estar sometida a Venecia. Y fue asentándose como una ciudad de relevancia artística.

Para llegar a Padua hay que aprovechar a hacerlo desde Venecia. Recordemos que esta es una ciudad clave en el 31. Y estando cerca de Padua, nos permite agregar a esta en un recorrido por la región. Es muy fácil acercarse a la ciudad aprovechando el tren que parte de la Estación de Santa Lucía. Esto también nos facilita acercarnos a otros lugares del Véneto. Muchos preciosos rincones de la Italia rural. Pero a Padua también puedes acercarte si te encuentras en Milán, Verona y Bolonia. Ya que Italia cuenta con una red de carreteras en estupendas condiciones que te hacen fácil el viaje a cualquier lugar.

Qué ver en la monumental ciudad de Padua

Ya en nuestro recorrido por la ciudad de Padua, debemos apreciar sus monumentos. Su legado artístico es impresionante. Hay que conocer la Basílica de San Antonio en estilo gótico construida entre 1238 y 1310. Anteriormente fue un convento en donde se instalaron sus restos. La Basílica es pues un punto importante para visita de los católicos en Padua. La intercesión y milagros de San Antonio no ha decaído a lo largo de los siglos.

La basílica tiene un juego de cúpulas que la hace aún más impresionante. En el interior se puede apreciar el sarcófago donde descansan los restos de San Antonio. Recordemos un poco sobre esta figura señera en Padua. A quien se le conoce también como San Antonio de Lisboa. Esto debido a que el sacerdote francisco nació en esa ciudad portuguesa.


Luego de visitar la Basílica, podemos admirar el Monumento Ecuestre del Condotierro Gattamelata. Este es de especial interés turístico y una escultura famosa en la ciudad e Italia, obra del escultor Donatello. Recordemos que Donatello y otros artistas vivieron en esta ciudad por temporadas. Porque Padua fue por mucho tiempo una ciudad artística.

Luego hay que conocer la plaza denominada Pratto della Valle, data de los tiempos de Napoleón. Cerca de ella se encuentra el Palazzo della Ragione que data de la Edad Media. Más adelante se encuentra la Piazza delle Erbe distante apenas de la Piazza della Frutta. También se pueden ver en esta zona, el Palazzo Moroni, el Palacio Bo, la Universidad de Padua. Y también la Catedral.


Merecen especial atención la Iglesia de los Eremitas del siglo XIII. Es un imponente edificio románico-gótico. También la Capilla de los Scrovegni que data del 1305. Estas dos construcciones albergan en su interior un importante patrimonio artístico.

Qué hacer en una visita a Padua en Italia


Cuando visitas la ciudad de Padua, lo mismo puedes emprender un recorrido por ti mismo. Pero existen muchas estupendas opciones de visitas guiadas por la ciudad. Estas tienen paradas en los principales monumentos. También es variada la oferta de tours culturales algunos como la visista guiada con entrada a la Capilla Scrovegni. Esta capilla es famosa por su colección de frescos de Giotto. Hay muchas más opciones de un día o medio día. Recorridos en bicicleta, visitas guiadas, turismo de ocio y cultural.

Padua es ideal para una estancia que te permita conocerla bien. Pero si recorres Italia es imprescindible incluirla dentro de nuestros destinos preferidos. Como hemos dicho, está cercana a otras grandes ciudades de Italia. Así que puedas armarte un viaje que te permita recorrerla un par de días o uno. Siempre se disfruta enormemente.

Es una ciudad tranquila con toda la belleza de las ciudades europeas de antaño. En esa Italia en la que parece por momentos, no ha transcurrido el tiempo. Pero no te engañes, también es una ciudad moderna con todas las comodidades para una visita inolvidable. En otoño o en verano, Padua es un lugar perfecto para los que gustan de las ciudades culturales. Para aquellos que aman los viajes de relax. También para los románticos…porque Padua es romántica, preciosa, acogedora.