Cactus en la decoración ¿Cómo cuidarlos?

0
riego de los cactus

Los cactus suponen un gran atractivo en la decoración. Lucen muy bien y para ello no requieren grandes cuidados. Las plantas toman cada día más protagonismo en los espacios interiores. Y los cactus por las condiciones que necesitan para subsistir son ideales. Si te gustan los cactus que los hay de todos tamaños y formas, debes cuidar de ellos. No resulta complicado, apenas unos cuidados básicos y lucirán siempre estupendos. Para colocar en los pequeños rincones de las estancias del hogar. Agregan el toque de naturaleza que tanto nos gusta.

Cuidado de las plantas de cactus

los cactus
Estas bellas plantas perennes son parte de la familia de las cactáceas. Estas son plantas que suelen acumular agua en sus tejidos. De modo que no necesitan constante riego. Ellas reservan el agua que necesitan para sobrevivir. Y por esta cualidad suelen tener tallos en forma de aguijón y hojas dentadas. Aunque otra de sus características que es que tienen una savia irritante. Así preservan el agua en reserva porque dicha savia aleja a otras especies que podrían sustraerla.

Existen varias clases de cactus que forman parte de las plantas suculentas. Así que hay muchas especies a la hora de elegir. Ya sea de gran tamaño o muy pequeñas. Algunas con espinas y otras sin ellas. También suelen tener distintos colores y características. La mejor cualidad de los cactus cuando se eligen para decoración interior es que no necesitan mucho riego. Apenas un poco de agua que moje suavemente la superficie.

Que tenga buen drenaje así no se corre el riesgo de que se dañe por exceso de agua. Aunque ese riesgo debe ser más constante cuando las temperaturas son altas. Si se vive en un clima tórrido o es verano, hay que regarle un par de veces por semana. Mientras que en el clima frío o en invierno, bastará una vez cada quince días. En esta temporada suelen reposar por lo que si te tienen temperaturas muy bajas no deben regarse.

Cuidar la luz y la temperatura para los cactus

cuidado de los cactus

Los cactus son podría decirse, plantas tropicales, aman la luz y la necesitan. Así que deben colocarse en zonas bien iluminadas. Dependiendo del tipo de cactus, necesitarán más o menos sol. Algunos solo necesitan los rayos indirectos del sol.

Los cactus que tienen en su superficie pelo, espinas gruesas o muchas espinas son los que requieren más luz. Los rayos intensos del sol les hacen bien. Pueden colocarse en los balcones, jardines interiores soleados y el exterior. Los cactus con pocas espinas no necesitan tanto sol, así que viven bien en la sombra.

Es de gran importancia para su aspecto saludable y duración, que la temperatura sea estable. Colocarlos donde no hay cambios constantes de temperatura es lo mejor. Zonas de frío y humedad los arruinan irremediablemente.

Abonarlos con regularidad

especies de cactus
Los cactus como todas las plantas requieren abono. Son plantas de suelos áridos pero eso no implica que deban prescindir de alimento. Cuando se abonan bien crecen más fuertes y en mayor cantidad. Es importante elegir el sustrato idóneo para ellos. En tiendas especializadas se puede encontrar específicamente el que necesitan.

Los cactus usualmente crecen mejor y se pueden trasplantar cuando se siembran en macetas de plástico. En otros materiales como el barro, el riesgo de que al trasplantar se arruinen las raíces es inevitable. Como en invierno requieren menos riesgo y están en reposo, es la época para trasplantarlos. Luego del trasplante habrá que esperar hasta 6 días para regar.

Tipos de cactus para interiores

origen de los cactus
Los cactus se ven cada día más en ambientes interiores, por la facilidad que supone su cuidado. Hay varias especies que podemos elegir como el nopal que requiere apenas cuidados básicos y en alguna temporada florece. Estos cactus que dan flores suelen sobrellevar los climas cálidos y las zonas secas. No requieren mucho riego como hemos dicho, y eso los hace perfectos si no tenemos mucho tiempo para ello.

Por lo demás puedes elegir varios tipos y crear zonas de naturaleza en cualquier rincón. Se ven preciosos y no necesitarán que te ocupes tanto de ellos. Eso sí no olvides que debes abonarlos y regarlos cuando corresponde. Si hay niños en casa lo mejor es mantenerlos en zonas lejos de su alcance.

Conoce más sobre los cactus

riego de los cactus
Se conoce como cactáceas, a plantas denominadas como cactos, cactus o cacti. Las mismas son originarias de América, pero una de ellas, la denominada Rhipsalis baccifera es la única que encontramos en África. Los cactus suelen ser muy similares a las plantas suculentas aunque no sean parientes. A estas plantas  se les identifica por la areola que es donde surgen las espinas, vástagos y flores.

Se sabe que los cactus existen hace millones de años. Surgieron en las zonas más áridas del continente y por ello sobrellevan bien el rigor del clima. A diferencia del resto de plantas, mientras dormimos consumen dioxido de carbono. Por el ambiente en que han surgido, requieren que entre riego y riego dejemos que la tierra se seque completamente. Porque el terreno seco es su mejor entorno.