Cuidado de los cactus para que siempre decoren las estancias

0

El cuidado de los cactus es importante si te gustan tenerlos en casa. Estas plantas cada día son más populares en la decoración porque son atractivas y fáciles de mantener. Las cactáceas que es su nombre en conjunto,  se conocen como cactus, cactos o cactis. Estas plantas son originarias de América. Aunque algunos creen que las suculentas son cactus, no lo son. Existe toda una variedad de cactus con 73 especies y aunque muy populares, están en peligro de extinción. Su forma de vida está adaptada a las altas temperaturas, por lo que intercambian gases durante la noche, cuando consumen dióxido de carbono. Esto los diferencia totalmente del resto de las plantas.

Cuidado de los cactus en casa


Debemos esmerarnos en el  cuidado de  los cactus si deseamos que duren hermosos en casa. Como son atractivos y fáciles de mantener, se ven bien en cualquier espacio. En todo modo, hoy son más populares que nunca dentro de la decoración. Los cactus provienen de clima árido y seco por lo que aguantan bien la sequía. Esto no debe interpretarse como que pueden vivir sin agua, igual que todo ser viviente la necesitan.

Para el cuidado de los cactus en casa debemos tener en cuenta que deben regarse ocasionalmente, si nos excedemos morirán. Lo ideal es regar el cactus, un poco una vez por semana con un atomizador. Hay que dejar que se seque bien el sustrato, entre riego y riego. Hay que regar poco, sin permitir que se encharque el agua porque esto facilita la aparición de hongos y la muerte de la planta. Desde luego, hay que informarse cuando compramos los cactus, sobre  algunos pormenores para su mantenimiento. Es importante para el riego la exposición, época del año, tipo de sustrato, clima, si está en maceta o en tierra, el material de la maceta, si se encuentra en el exterior o no.


Para el riego en primavera se riegan cada 10 o 12 días, aumentando hasta llegar a los meses de calor intenso del verano cuando los regaremos cada 4 u 8 días. Cuando se acerca el otoño, el riego se reduce, regando cada 8 a 10 día. Esto se va espaciando hasta el reposo de las plantas, hasta casi suprimir el riego durante los meses de diciembre y enero. Se pueden regar con poco cada 20-40 días cuando hay mucho frío. Cuando llegan las peores temperaturas de heladas, inferiores hasta 10 grados, no podemos regar el cactus porque se pudre.

Como el clima les afecta especialmente, no debemos obviar que para el cuidado de los cactus en el hogar, debemos evitar tenerlos en habitaciones muy cálidas ya que las temperaturas extremas alteran su reposo invernal. Aunque están habituados a soportar temperaturas extremas bajo cero, no podemos tenerlos en habitaciones donde se mezcla ya un poco de frío y humedad.

Cuánta luz necesitan


Para el cuidado de los cactus de nuestro hogar, debemos tener muy en cuenta que aunque necesitan mucha iluminación natural, ponerlos bajo los rayos directos del sol, no los beneficia. Hay que conocer qué cactus requieren bastante sol y qué cactus lo necesitan indirectamente. Los cactus con pelo o llenos de muchas espinas duras soportan y requieren el sol pleno. Estos prosperarán muy bien frente a la ventana. Vigilemos los cactus en casa, si toma un color  blanco, amarillo o naranja hay que cambiarlo de lugar, está recibiendo demasiado sol. Si el cactus adelgaza de la parte superior, le hace falta luz. Entonces hay que mudarlo a donde haya más luz. Pero esto debe ser gradual ir cada día acercando a donde llega la luz. Si lo ponemos de una vez frente a la luz, se quemará.

Los cactus con espinas suaves y pocas requieren un poco de sombra y ventilación, así que hay que colocarlos en un lugar donde les de un poco de sombra y el viento. Para que todos los cactus luzcan sanos y hermosos, hay que girar las macetas una vez al mes. Ya que estas plantas crecen en el sentido de la luz, hay que estimular su crecimiento volteando a la luz cada parte. Cada año hay que cambiarle la maceta, para podar las raíces secas o muertas y retirar la tierra vieja. Después de cambiar el macetero no hay que regar en las dos primeras semanas posteriores. Hay que colocarlo con luz indirecta.

Cómo tener más cactus fácilmente

Bien logrado nuestros cactus por los cuidados que les hemos prodigado, es muy fácil obtener más, solo hay que sacar un esqueje de un cactus saludable. Este tiene que elegirse entre el más gordo, saludable y que carezca de defectos. Hay que dejar que sane el punto del corte, sino se deja sanar el esqueje se pudrirá, cuando esté seco entonces se traslada el esqueje a una ventana con mucho sol, se coloca en posición horizontal y se deja por dos días.

De esta manera el punto de corte formará un callo. sanar el punto del corte. Ponerlo en posición horizontal y déjalo por 2 días, así irá creciendo poco a poco. No hay que echar demasiada agua al nuevo cactus, apenas la necesaria, hay que humedecer el esqueje cuando se sienta reseca la tierra, hay que esperar que surjan las raíces y los nuevos brotes para regar como a todos los cactus. Traslada el esqueje a una ventana soleada durante unos dos meses, en lo que se logran y afirman el nuevo cactus. Las ventanas de la cocina y el baño son ideales para los cactus. Durante el crecimiento hay que regar solo cuando se siente la tierra seca.


Hay detalles esenciales a la hora de plantar o hacer esquejes de cactus. Hay que elegir una maceta especial para cactus que tenga buen drenaje, con agujeros en la base para que se elimine el exceso de agua. Si se eligen pequeñas, estas deben ser dos veces mayores que el tamaño de la planta. El macetero puede ser de arcilla o de plástico, aunque las ideales son las de arcilla porque son más amplias. Por demás, con pocos cuidados como estos, los cactus lucirán siempre en su mayor belleza. Y podrás tener tantos como quieras en casa.