Los hogares familiares cada vez cuentan con menos espacio, ya sea debido a tratarse de un piso de pocos metros cuadrados o bien a que tengamos muchas cosas. Sea como fuere, lo cierto es que el espacio libre se ha convertido en un bien muy preciado dentro del hogar, y nada fácil de conseguir.

Para poder sacar mayor partido a ese espacio, los muebles modulares se han convertido en nuestros grandes aliados. Un tipo de mobiliario que lleva entre nosotros muchos años y que cada vez tienen mayor protagonismo en nuestras vidas. Lo mejor de todo es que es posible encontrarnos un mundo lleno de ideas modulares pensadas para cada rincón.

Ventajas de los muebles modulares

Los muebles modulares se caracterizan por ser un mobiliario muy versátil y multifuncional perfecto para cualquier habitación del hogar. Ofrecen muchas ventajas entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Posibilidad de poder jugar con diferentes diseños ya que cada uno de los módulos se adaptan y se personalizan en función de las necesidades de la persona.
  • Son ideales para crear diseños originales adaptándose a todo tipo de espacios. Lo mejor de todo es que los podremos ampliar según vayamos necesitando.
  • Son muebles que están pensados sobre todo para espacios pequeños, aunque son utilizados en todo tipo de estancias. Son perfectos para crear diferentes ambientes dentro de un mismo espacio.
  • Los muebles modulares no solo se utilizan en el salón, también resultan muy válidos para otros espacios dentro de la vivienda como pueden ser dormitorios o el recibidor.

Flexibilidad a la hora de la colocación

Una de las mayores virtudes de los muebles modulares es la flexibilidad que ofrecen a la hora de utilizarlos. Sus piezas pueden ser reorganizadas de diferentes maneras adaptándose en todo momento al espacio disponible. Lo mejor de todo, es que en el caso de tener que cambiar de casa, estos muebles se adaptarán fácilmente a las nuevas dimensiones.

Mezcla de estilos

Cuando hablamos de muebles modulares, a todo el mundo le viene a la cabeza muebles de estilo moderno debido a que cuentan con líneas rectas y sencillas. Esto no significa que no se pueda mezclar con otros estilos para crear salones únicos y diferentes. Son muchas las opciones que nos podemos encontrar.

Gran capacidad de almacenamiento

Si somos capaces de crear una disposición adecuada, podemos disfrutar de una gran capacidad de almacenamiento entre las diferentes piezas que utilicemos. Estas pueden estar fijadas al suelo, a la pared e incluso en el techo. Además de ser utilizado para guardar todas nuestras cosas, también lo podemos utilizar como disposición ornamental donde colocar objetos decorativos como floreros, marcos fotográficos o cualquier otro objeto que sea importante para nosotros.

Muebles más largos y menos altos

Los muebles modulares han ido evolucionando a lo largo de los años. Lo que al principio eran muebles altos, han ido evolucionando hacia elementos más bajos y cercanos al suelo, siendo estos más estrechos y largos que sus primeras confecciones.

Los materiales utilizados para su fabricación, suelen ser materiales económicos y altamente personalizables. Un ejemplo es el conocido como laqueado y que es perfecto para salones ya que incorporan soportes para elementos tecnológicos indispensables con una imaginación notable.

Estanterías, el mueble modular por excelencia

Dentro de esta gama de muebles, las estanterías con los elementos más populares. Ofrecen un sin fin de opciones a la hora de ser organizadas, ofreciendo diferentes disposiciones y tamaños. Nos podemos encontrar rincones más amplios, más estrechos e incluso estanterías que sirven a su vez como escaleras para acceder a un piso superior. Todo ello sin dejar de lado su estilo moderno y minimalista.

Este tipo de estanterías encajan como anillo al dedo dentro de una decoración nórdica, donde la funcionalidad está por encima de la decoración.

Sofás modulares

Al hablar de mobiliario modular, también es necesario que hablemos de los sofás que forman parte de los salones. Hace tiempo que estos dejaron de ser grandes armatostes que ocupaban gran parte del espacio de la habitación. En su lugar, ahora es posible encontrarnos pequeños sillones con respaldo que se pueden combinar entre sí para crear diseños más originales.

Es posible encontrarnos elementos que nos permiten tener estiradas las piernas, esquinas confortables y que nos ayudan a aprovechar ese espacio, diseños circulares e incluso modelos que cuentan con mesas de por medio. Podemos ver el hecho de montar nuestro sofá como un juego de construcción.

Iluminación incorporada

Como ya hemos comentado, una de las grandes ventajas de este tipo de muebles, es su funcionalidad y versatilidad. Se pueden colocar en diferentes estancias. Una vez colocados, y para que cobren mayor protagonismo, podemos jerarquizarlos con sistemas de iluminación incorporados. Gracias a esta alternativa, podemos aportar un estilo muy contemporáneo al espacio.

No solo líneas rectas

Aunque lo más habitual es encontrarnos este tipo de muebles de líneas rectas, es posible dar con diseños donde las curvas toman el protagonismo. Gracias a estas peculiares formas, conseguimos crear ambientes más elegantes y llamativos, sin perder un ápice de funcionalidad.

Si te gusta el estilo minimalista o contemporáneo, optar por este tipo de muebles es una opción más que razonable. Con ellos se ahorra espacio y, en las estancias pequeñas, se mejora las circulaciones y las vistas.

Puedes leer la entrada original y completa en Decoración de salones: ideas modulares y decorativas de la revista online Decoración 2.0.

Más en la Revista de Decoración y Hogar.