El recientemente restaurado auditorio del Parque Cervantes fue el marco elegido por la Asociación de Coros y Danzas de Alcázar de San Juan para la celebración de los Mayos Infantiles. Cerca de 400 escolares de siete colegios de la localidad y de la escuela de folclore participaron el pasado viernes en la cuarta edición de este evento.

Como cada año, la Asociación de Coros y Danzas de Alcázar de San Juan congregó a cerca de 400 escolares en torno a la celebración de la cuarta edición de los Mayos Infantiles que, en esta ocasión, tuvieron como marco el auditorio del Parque Cervantes. La alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor, se acercó a compartir con niños y niñas este momento.

Siete colegios de la localidad, más un grupo de la escuela de folclore, participaron en esta nueva edición “han faltado colegios porque la proximidad este año de la Semana Santa y otras actividades culturales de los centros han hecho que no tengan tiempo para preparar los mayos”, apuntaba Jesús Guzmán, presidente de la asociación de Coros y Danzas que, junto con la responsable de la escuela de folclore, Pilar Maldonado, señaló que tras ver cómo quedó la restauración del auditorio del Parque Alces decidieron estrenarlo con los Mayos Infantiles.

La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, agradeció la labor que realiza la asociación y la escuela de folclore por conservar las tradiciones populares de Alcázar y formar cantera; así como la elección del Parque Alces para la celebración de una nueva edición de los Mayos Infantiles. Un entorno que recordó que hace cien años fue el centro de encuentro, ocio y esparcimiento de la ciudad y que, gracias a la rehabilitación integral que ha llevado a cabo el Ayuntamiento, tras años de deterioro, “vuelve a serlo”.

Melchor apuntó que esa era la intención y que cuando se abordó esta rehabilitación “se puso en marcha todo lo que hemos estado haciendo en el resto del pueblo, convirtiéndolo en un lugar integrador con un parque infantil con columpios inclusivos, una zona de convivencia para los propietarios de mascotas con el parque canino y un sitio en el que se han integrado perfectamente la tradición con la actualidad, recreando con los grafitis del auditorio la antigua biblioteca cervantina al aire libre que existió en este parque”. La alcaldesa recordó que, además de los motivos cervantinos, se han incluido, en los lomos de los libros representados en las gradas, los nombres de los grafiteros que aparecían en las gradas antes de su restauración, “porque queremos construir una ciudad en la que cabemos todos”, apuntó la primera edil que se alegró de ver cómo gracias a los Mayos Infantiles se dio al auditorio el uso para el que fue creado.