Todos los años, el alumnado del módulo de Educación Infantil de la EFA “El Gamonal” desarrolla un proyecto práctico en el que participan cerca de 400 niños y niñas de los centros educativos de la comarca de Alcázar de San Juan. En 2019, a través de los personajes la Familia Telerín, se enseña a los pequeños del segundo ciclo de educación infantil que hay vida “más allá de la pantalla” y diferentes formas de jugar y divertirse. La alcaldesa alcazareña visitó un año más el centro para conocer el nuevo proyecto.

Como cada año, la EFA “El Gamonal” desarrolla un proyecto práctico de educación infantil en el que participan cerca de 400 niños y niñas de diferentes centros de la comarca; en esta ocasión de Alcázar de San Juan, Campo de Criptana y Tomelloso, además de los centros de educación especial Asprodiq de Quintanar de la Orden y María Auxiliadora de Campo de Criptana. A través de la ‘Familia Telerín’, personajes de los 60 que han vuelto al mundo televisivo, se enseña al alumnado de segundo ciclo de infantil a jugar “más allá de la pantalla”, descubriéndoles otros modos de divertirse además de la televisión, los móviles o las tablets.

La directora de “El Gamonal”, María Teresa Salinero, agradeció la numerosa participación de los colegios “porque sin ellos no sería posible realizar este proyecto que permite a las alumnas del ciclo superior de Educación Infantil llevar a la práctica los conocimientos y objetivos aprendidos, a través de la planificación, coordinación y desarrollo de un proyecto educativo”. Salinero puso en valor la apuesta de la EFA porque la enseñanza tenga una repercusión en la sociedad más próxima “y ayude a mejorar la educación de las niñas y niños de la comarca”.

A través de juegos, de títeres o canciones, se enseña a los más pequeños otros modos de jugar, aprender y divertirse sin hacer uso de las nuevas tecnologías. “Queremos que aprendan que hay vida más allá de las pantallas y que también se lo pueden pasar genial”, explicaba la profesora encargada del proyecto, María Teresa Palomino.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, consideró “muy interesante” el proyecto de este año “que lo han convertido en una tarea intergeneracional, ya que la ‘Familia Telerín’ era la que nos mandaba a la cama a los niños y niñas de los 60”. También señaló compartir los objetivos del proyecto, que no son otros que propiciar los juegos tradicionales. “Hay muchos modos de jugar sin tecnología. Si dejamos a un grupo de niños solos cinco minutos veremos cómo inventan sus propias formas de jugar y esto es lo que busca el proyecto de la EFA a través de un circuito que compagina la diversión con el enriquecimiento educativo”.