El mueble aparador no es un recién llegado a la decoración, es un clásico de siempre. Este hermoso mueble aunque destinado al salón o un pasillo, es ideal para el comedor. Durante mucho tiempo se ha colocado en este lugar por utilidad y atractivo. Hoy nos concentraremos en el protagonista estiloso que es el aparador en el comedor. Su destino es guardar o almacenar objetos que son indispensables a la hora de comer. Podemos usarlo para la platería y la porcelana. Pero también es ideal para colocarlos cuando se usa el comedor. Y desde luego, es muy decorativo, por sí mismo y porque encima se pueden colocar detalles decorativos.


El  mueble aparador es grande aunque varía hoy en día en dimensiones. Esto es porque el mueble aparador como todos los muebles ha evolucionado con el tiempo. Básicamente es una estructura conformada de la base, cajones y armarios. Su nombre sin embargo, se confiere a una variedad de mobiliario hogareño. Su uso desde siempre y como ya hemos dicho, se destina al almacenaje. Desde vajilla, cubertería, mantelería y todo lo relacionado con el servicio de mesa.

El aparador en sus lejanos inicios fue usado también para el almacenaje de ropa. Aún hoy en lugares remotos sigue cumpliendo esta función. A algunos parece anticuado y demasiado voluminoso, aunque hay ahora una variedad de estilos. Ya no es tan solo en la más cara madera que también los hay en materiales más actuales.

Dónde colocar un mueble aparador en casa


Aunque como hemos insistido, el mueble aparador es atractivo, útil y versátil, porque se puede colocar en varios lugares. Según su estilo y tamaño el mismo se destina lo mismo a un pasillo que a un baño o bien en un rincón del salón. Si te has decidido por colocarlo en el salón, comprobarás inmediatamente su utilidad como almacenaje. Pero también asistirá perfectamente a la familia, porque encima de él se pueden colocar ya azafates que otros. Es un coqueto mueble que se ve estupendo y es realmente fantástico para su uso.

Hay que colocar el aparador  frente a  la mesa del comedor. Los hay de variados tamaños aunque originalmente son grandes, deben dejar espacio para moverse entre la mesa y el mismo. Sirven para almacenar pero no se debe pensar en abusar de ello. Si usas un aparador muy grande quizá ocupe demasiado espacio lo que no lo hará práctico. Las medidas ideales suelen ser entre 20 y 30 cms de fondo. El alto del aparador suele ser entre 75 y 86 cms. De ancho es ideal que tenga un ancho ligeramente más grande que la mesa del comedor.  Bien elegido este mueble, resulta un agregado ideal al comedor.

Estilos de los muebles aparador


Hay toda una variedad de mueble aparador para elegir para tu hogar. Sin duda, el mismo debe corresponder con el estilo decorativo de tu comedor. Los aparadores suelen ser de patas, estas pueden ser gruesas o estilizadas, altas o más bajas. Siempre teniendo en cuenta que si son demasiado altas, esto reduce el espacio de almacenaje. También podemos elegir el mueble aparador más bajo. Este reduce el alto de las patas y por tanto es más ancho. Y desde luego, más modernos los aparadores suspendidos. Estos van fijados a la pared, facilitan la limpieza y dan sensación de más espacio. Los hay que tienen un estante arriba con lo que se convierten en una pequeña alacena.

En cuanto al estilo decorativo, los hay los más clásicos y los más modernos. Puedes elegir entre la clásica madera y también en una amplia variedad de materiales más modernos. Los hay con toda un mundo de posibilidades en cuanto a acabados. Ya sea que necesites uno muy clásico que combine con el resto de tu comedor. Y también algo más vintage, rústico o dentro de algún estilo específico. En cuanto a colores desde los más neutrales a los más coloridos, dependiendo del gusto de cada quien.

Cómo decorar un mueble aparador en el comedor


Aunque el mueble aparador en el comedor es más funcional que en cualquier estancia, puede ser muy decorativo. Esto es que lo podemos usar retirando los detalles decorativos, para colocar la vajilla o los alimentos cuando usamos el comedor. Pero desde luego, el resto del tiempo puede lucir muy decorativo.

Como deberá ser útil en algún momento para colocar quizá copas y botellas, una sopera o una fuente de frutas, debe ser una  decoración práctica. Usualmente se decoran con una lámpara o dos de mucho estilo. Se les puede colocar un jarrón en solitario que luzca muy elegante. También pueden colocarse jarroncitos con velas, o un macetero de cerámica. También y esto es muy elegante, un enorme cuadro sobre la pared contra el que se coloca el aparador.

Siempre se verá genial y puedes empezar a pensar en dónde colocar el tuyo, si te inspiras en estas imágenes. Y no olvides, que estos consejos funcionan en mucho para colocar un aparador en el salón o el pasillo.