Todos los grupos municipales de Alcázar de San Juan se mostraron unánimes en la lucha contra la violencia de género y aprobaron en el Pleno ordinario del mes de noviembre, celebrado el martes 28 de noviembre, una moción para seguir avanzando en igualdad e instar al Gobierno nacional a acelerar la puesta en práctica de las medidas del Pacto contra la Violencia de Género. La alcaldesa agradeció el esfuerzo de los grupos por llegar al consenso y apuntó que “en la lucha contra la violencia hacia la mujer todos debemos estar unidos, instituciones y sociedad, para seguir avanzando en igualdad y acabar con ella”.

La moción institucional con motivo del 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, pide al Gobierno nacional que acelere la puesta en práctica de todas las medidas acordadas en el Pacto contra la Violencia de Género y fomente políticas activas de prevención, especialmente entre los más jóvenes.

Todos los grupos municipales alcazareños aportaron su granito de arena en esta moción que pretende llamar la atención sobre esta lacra social , “terrorismo de género”, como apuntó la portavoz de IU, Maribel Ramos, y aportar soluciones a través de las políticas de prevención, detección y apoyo a las víctimas, entre las que deben contemplarse también los menores.

En la moción se destaca la importancia del ámbito municipal, por ser el más próximo a la ciudadanía, así como tener en cuenta todos los tipos de violencia contra la mujer: económica, sexual, social, institucional, laboral…

Otro de los acuerdos contemplado en la moción es la reubicación del monumento por las víctimas, colocando en un lugar más visible y actualizando el número de asesinadas, para darle mayor visibilidad. Así como declarar Alcázar de San Juan municipio libre de violencia de género, prohibir la publicidad discriminatoria, reforzar los recursos destinados a las políticas de igualdad y hacer un seguimiento de las acciones emprendidas e implementar acciones para acabar con la prostitución.

Desde el grupo municipal de Equo se focalizó la atención en que “tan sólo se han puesto en práctica el 20% de las medidas contempladas en el Pacto de Estado” e insistieron en la necesidad de agilizar su puesta en práctica. Elisa Díaz, que habló en nombre de este grupo, aseguró que “desde el 8M hemos despertado y la sociedad ha tomado conciencia”.

También el PP mostró su absoluto rechazo a la violencia contra la mujer que, desde 2003, se ha cobrado la vida de casi 1.000 mujeres. Diego Ortega, portavoz de este grupo, destacó la necesidad de “trabajar todos juntos” para mejorar la situación y señaló que, en los próximos años, “se dará un salto cualitativo con la puesta en práctica del Pacto de Estado”. También insistió en la importancia de la prevención de la violencia, especialmente entre adolescentes.

Por parte del PSOE quisieron destacar que, pese a la lentitud que conllevan todos los procesos institucionales, el 3 de agosto se aprobó un Real Decreto que ha impulsado medidas económicas, educativas y de atención a las mujeres víctimas de violencia. Así lo explicó el concejal de Igualdad, Mariano Cuartero, insistiendo que para el actual Gobierno nacional la igualdad “es un tema prioritario”. También destacó que Castilla La Mancha es una comunidad pionera en cuanto a políticas de igualdad, ya que la Ley regional contra la violencia de género contempla, entre otras medidas, la atención a los menores huérfanos, además de ampliar el concepto de violencia hacia la mujer, “que no sólo se produce en el ámbito doméstico, ni sólo por sus parejas sentimentales”.

Cuartero recordó también algunas de las medidas de igualdad que se han realizado desde el Ayuntamiento de Alcázar, como dos campañas publicitarias contra la prostitución o el trabajo que se realiza todo el año desde el Consejo de Igualdad, así como campañas de prevención en colegios e institutos.