El Concurso Regional de Vinos de la Tierra del Quijote, compuesto por un jurado de 1.000 catadores, se ha ido acompañando con los años por otras actividades, como los premios de fotografía instantánea, que cuentan con el patrocinio de la Denominación de Origen La Mancha, cuyo órgano rector está ubicado en esta misma ciudad.

Ángel Ortega gerente CRDO La Mancha destacaba que se produce una feliz coincidencia por estar el Consejo donde se celebra el concurso mil no se equivocan, uno de los eventos de enoturismo más importantes de la región y la nación.

El concurso de fotografía se materializa durante el mismo día de la gran cata, subiendo las instantáneas a las redes sociales, A la entrega de premios asistió la concejala de Juventud, Bárbara Sánchez Mateos, que destacaba la creciente presencia de participantes jóvenes en este evento de promoción del producto estrella de la industria agroalimentaria de la comarca.

Bárbara Sánchez Mateos se congratulaba de que cada vez se implican más jóvenes en este evento y otros como la Feria de los Sabores y reivindican un “consumo siempre responsable” del vino.

La mecánica del concurso de fotografía, que en realidad son tres, consiste en realizar instantáneas a lo largo de la cata, dentro o fuera del pabellón Díaz Miguel, y subirlas a las redes sociales donde gana quien consiga más “me gusta” o más compartidos, aunque también hay una valoración por parte de los organizadores. Divina Blanco ganó en twitter, aunque fue su madre quien recogió el premio en su nombre. En facebook ganó Antonio Barrilero y en Instagram José Luís Blanco.

Las fotos están realizadas fundamentalmente con teléfonos móviles, recogen la imagen de copas o catavinos con fondos vegetales en el exterior o elementos de la propia cata dentro del pabellón. Quince bodegas manchegas han patrocinado este concurso cuyo premio era una lote de productos de promoción de la Denominación de Origen y un estuche con un vino blanco joven, un tinto tempranillo y un tinto de crianza.