Los cursos de jardinería para personas con enfermedad mental promovidos por el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, en colaboración con la asociación ‘Luz de La Mancha’ y otras entidades, han permitido la formación de una decena de participantes y la contratación de uno de ellos en Viveros Abedul. La iniciativa, que ha contado con la colaboración económica del Hidalgo Club de Golf, ha finalizado con éxito y tendrá continuidad.

Los diez participantes en los cursos de jardinería y mantenimiento de zonas verdes para personas con enfermedad mental – promovidos por el Ayuntamiento y la asociación ‘Luz de La Mancha’- recibieron en la mañana del jueves, 10 de mayo, sus diplomas acreditativos. En total han recibido una formación de 60 horas, durante cuatro semanas, que les ha permitido ocupar su tiempo de ocio y aprender este oficio.

“Aunque el objetivo último es la inserción laboral, muy complicado en este colectivo que supera el 80% de paro, impulsar el ocio y romper la cadena que cronifica la enfermedad ya es importante”, comentó Ana Jiménez, representante de la Asociación de Neuropsiquiatría de Castilla La Mancha, colaboradora en este proyecto junto a otros organismos como Grupo Almida, el Hospital Mancha Centro o el Centro de Rehabilitación Psico-Social y Laboral de Alcázar de San Juan (CRPSL)

El alumnado se mostró satisfecho con el aprendizaje de estos cursos como así explicaron José Ángel e Iván, dos de los participantes, que destacaron la “oportunidad de aprender cosas nuevas” que se les ha brindado y que ya están poniendo en práctica en sus propias casas; incluso uno de ellos en el ámbito laboral, sustituyendo una baja en Viveros Abedul, donde se han desarrollado las clases.

“El aprendizaje es un gran estímulo para estas personas, como ellos mismos reconocen. Me quedo con esto, porque el que ellos hayan podido aprender, reforzar su autoestima e incluso poder ver la jardinería como una salida profesional significa que estos cursos han dado resultado”, afirmó la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, que junto con la concejala de Bienestar Social participaron en la entrega de diplomas. También adelantó que desde el Ayuntamiento se seguirán apoyando, tanto esta como otras iniciativas que están en proyecto “porque dignificar y mejorar la vida de las personas es nuestro objetivo y la mejor recompensa”.

Los cursos formativos han podido realizarse también gracias a la cesión de un espacio municipal y al apoyo solidario del Hidalgo Club que contribuyó con 3.200 euros procedentes de un torneo benéfico. El presidente de este club deportivo, José Luis Pozo, adelantó que seguirán colaborando con el proyecto.