Barcelona, 26 de agosto de 2017.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha abogado por combatir la amenaza terrorista “radical y absolutamente fanática” desde la unidad para que “no nos vean ni una sola fisura” por la que “se pueda colar con ningún argumento que suene razonable”.
 
Así lo ha manifestado el presidente regional este sábado desde Barcelona, a su entrada al Palacio de la Generalitat Catalana y minutos antes de participar en la manifestación popular que, bajo el lema ‘No tinc por’ -No tengo miedo, en catalán- ha sido convocada como muestra de repulsa por los atentados terroristas de la pasada semana en Cataluña; una concentración masiva en la que, además de la sociedad civil, ha participado Su Majestad el Rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, así como representantes tanto del Gobierno catalán como del resto de comunidades autónomas, fuerzas políticas, empresariales y sindicales, entre otros.
 
El jefe del Ejecutivo autonómico ha asegurado que “la única frontera de la que se puede hablar” es la que existe “entre los demócratas, los que amamos la libertad y los derechos” y aquellos “que nos los quieren quitar”; un posicionamiento común de unidad ante la actual amenaza terrorista para la que “no existen milagros ni fórmulas mágicas” y ante la que García-Page, ha subrayado, se tendrá que enfrentar “una enorme generación”.
 
El presidente regional ha mostrado su apoyo y solidaridad con Barcelona, Cambrils y todo el pueblo catalán, como máximo representante del Gobierno de Castilla-La Mancha, así como con todas aquellas ciudades españolas “donde se ha sufrido la zarpa del terrorismo”.
 
“Todos los castellano-manchegos estamos en Barcelona y con Barcelona” y “queremos estar aquí para dar testimonio de ello”, ha aseverado el presidente García-Page.

La entrada García-Page: “La única frontera es la que hay entre los que amamos la libertad y los derechos y los que nos los quieren quitar” se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.