Google ha anunciado nuevas e importantes novedades para su navegador Chrome, el más utilizado en la actualidad en todo el mundo. Se trata de la implementación de un bloqueador de publicidad para Chrome, una herramienta sobre la que llegan trabajando desde hace tiempo y que por fin ha visto la luz. El objetivo de esto, es la de ofrecer a os usuarios una mejor experiencia cuando visiten páginas web donde se muestre gran cantidad de publicidad intrusiva.

Barrera contra la publicidad molesta

A nadie le gusta acceder a un portal web y tener que hacer frente a molestos anuncios que impiden ver la información de forma correcta. Esta situación puede incluso llegar a desesperar al visitante. Ahora, gracias a esta herramienta automática, Chrome se encargará de bloquear esos molestos anuncios sin la necesidad de tener que instalar ningún tipo de complemento, como ocurría hasta ahora.

Según ha explicado la compañía, para su funcionamiento se seguirán las directrices de “Better Ads“, una coalición de anunciantes que busca acabar con la publicidad invasiva en Internet. Para ello, se rastreará la red para acabar con todos los anuncios emergentes, los anuncios de gran tamaño, aquellos que contienen vídeos de reproducción automática y los típicos que aparecen con una cuenta atrás.

La información que han dado desde Google, es que esta publicidad no se bloqueará de forma automática al instante, sino que darán la posibilidad al propietario de la web a que solucione la situación. Pasado un tiempo, si todo sigue igual, entonces el portal pasará a formar parte de una lista negra, bloqueando todos sus anuncios.

En cuanto a las plataformas, Google ha anunciado que será mucho más restrictivo en los anuncios mostrados en dispositivos móviles, llegando a boquear aquellas que sean particularmente densas.

Procedimiento en tres pasos

Como ya hemos comentado, el bloque no será al instante, sino que se llevará a cabo en tres pasos. Con esta medida, Google intenta que los anunciantes y propietarios de los portales web no critiquen la medida, aunque creemos que no será suficiente. El procedimiento funcionará de la forma que os explicamos a continuación.

  1. Se realizará un estudio del sitio web en busca de posible publicidad invasiva.
  2. Si se encuentra algún tipo de esta publicidad, se procederá a avisar al propietario del sitio para que ponga solución al problema.
  3. Pasado 30 días, si el problema persiste, entonces se procederá al bloqueo del anuncio.

En el caso de que el sitio hubiera sufrido algún tipo de bloqueo, pasado los 30 días si pone solución al problema, se podrá pedir la revisión de la situación para que se elimine la censura. Para ver el estado de los anuncios, los dueños de las páginas web podrán hacer uso del API que Google ha desarrollado para la ocasión.

¿Cómo lo verán los usuarios?

Ahora la pregunta es cómo los usuarios se darán cuenta de que están en un portal que ha sufrido el bloqueo de anuncios por parte de Google. En este caso, dependerá del tipo de dispositivo que estemos utilizando. En el caso del ordenador, aparecerá un mensaje informativo en la barra de direcciones, mientras que si accedemos desde un dispositivo móvil, en la parte inferior se mostrará un pequeño mensaje informando del bloqueo.

Aunque esta nueva funcionalidad bloqueará aquellos anuncios intrusivos, el usuario podrá permitir que sean mostrados dando permiso para ello.

Podéis ver más información en el portal TheVerge.

Esta entrada Google pone en marcha su bloqueador de publicidad para Chrome se publicó primero en Redes Sociales.

Más en la Revista de Redes Sociales.