La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, realizó balance de su Gobierno diciendo que “en estos tres años hemos estado trabajando para conseguir una ciudad amable para vivir, atractiva para visitar e interesante para invertir”. Tres pilares como son la convivencia política y social normalizada, la potenciación del turismo y la incentivación de la inversión para la generación de empleo estable en la ciudad. “Hemos cogido el tren del futuro y Alcázar ya está en marcha”.

Rosa Melchor, alcaldesa de Alcázar de San Juan, realizó el martes, 30 de mayo, un balance de sus tres años de gestión en un desayuno informativo con los medios de comunicación. La recuperación de la Enológica, de la Fonda de la Estación o de la Escuela Infantil “El Tobogán”; la excelencia en Servicios Sociales, la apertura del pabellón Vicente Paniagua, el mantenimiento normalizado de la ciudad o la potenciación del turismo que se ha convertido en un importante motor económico; así como las políticas de empleo activo y la incentivación de la inversión, a través del abaratamiento del suelo industrial y bonificaciones por la creación de empleo estable fueron algunas de las acciones que destacó la alcaldesa en el balance de estos tres años de Gobierno Municipal. Acciones íntimamente ligadas con el Modelo de Ciudad sostenible e integradora “por el que estamos trabajando desde el principio. Una ciudad amable para vivir, atractiva para visitar e interesante para invertir”.

Melchor destacó en especial la recuperación del empleo, pasando de los casi 4.000 parados del mandato anterior, a los aproximadamente 2.600 que hay en la actualidad; bajando la importante barrera psicológica de los 3.000 desempleados y creando empleo de forma constante, especialmente durante el último año. Un importante descenso que interpretó positivamente como indicador de la reactivación de la ciudad. “Nos hemos ocupado de proteger y ayudar a los desempleados para que recuperen el camino -recordó que el anterior Gobierno no puso en marcha ningún Plan de Empleo y que fue su equipo el que acometió este asunto desde el primer año de mandato, mejorando la vida de 200 familias. Además de otras acciones encaminadas a la formación y cualificación profesional que están en marcha- “Pero los verdaderos generadores de riqueza y empleo son las empresas, por eso estamos trabajando por hacer de Alcázar una ciudad atractiva para la inversión”. La primera edil aportó el dato que, desde que tomaron posesión el 13 de junio de 2015, la creación de nuevos negocios empresariales ha ido en aumento hasta situarse en una media de 50 empresas por año.

Melchor insistió en que las políticas activas de empleo, complementadas con acciones de promoción económica efectivas -tales como el abaratamiento del suelo industrial (en la actualidad 21 euros por metro cuadrado), la posibilidad de adquirirlo mediante compra directa o arrendamiento con derecho a compra o las bonificaciones por creación de puestos de trabajo – “son las que están generando empleo estable”. Adelantó también que, para seguir haciendo atractiva la inversión en la ciudad, se dotará de fibra óptica a todas las zonas industriales.

En cuanto a la construcción de “una ciudad amable para vivir”, la alcaldesa destacó la “recuperación de la autoestima y la convivencia”, asegurando que esta recuperación “no es menos importante”. Pidió a los medios que hicieran memoria y recordaran que “Alcázar venía de una situación de crispación generada por el anterior equipo de Gobierno”. En este sentido apuntó que “hemos recuperado el consenso con el resto de partidos políticos, gracias al que podemos decir hemos sacado adelante anualmente los Presupuestos Municipales. Somos un Gobierno con talante político y capacidad de diálogo”. Una convivencia política normalizada que tiene su reflejo también en la convivencia ciudadana.

Señaló, igualmente, que la autoestima de la ciudad “crece cuando se recuperan sus señas de identidad”. En este sentido mencionó la Enológica o la Fonda de la Estación, espacios identificativos de Alcázar que “han vuelto a vivir” y, en el caso de la central de viticultura, también a generar empleo. Además de estas señas de identidad, Melchor recordó también la apertura del Pabellón Vicente Paniagua y la de la Escuela Infantil de Ciudad Jardín, ambos edificios cerrados durante mucho tiempo y que el anterior Gobierno “no supo o no quiso poner en marcha”.

Y, partiendo de esta “autoestima recuperada”, la alcaldesa de Alcázar destacó el trabajo que se está desarrollando para llevar a la práctica un modelo de ciudad sostenible e integradora, recogido en una estrategia (eDUSI) que ha sido reconocida por el Ministerio y, gracias a la cual, “hemos recuperado 5 millones de fondos FEDER para la ciudad. Los mismos 5 millones que perdió el anterior Gobierno”. Una financiación que permitirá llevar a la práctica la estrategia de Ciudad del Siglo XXI, especialmente el entorno de la Plaza de Toros y la ampliación del carril bici para conectar toda la ciudad, no sólo el perímetro. No se olvidó tampoco de mencionar la recuperación del mantenimiento de la ciudad, “cuando finalicemos el mandato habremos arreglado 50 calles, además de no olvidarnos de los habituales planes de bacheo y acerado, o la mejora de la eficiencia energética con las nuevas luminarias de tecnología LED que estamos instalando por toda la ciudad”.

Melchor destacó también la estrategia turística que se está llevando a cabo para la promoción de la ciudad, para hacerla cada vez más atractiva para los visitantes. “Alcázar está viva. Hemos devuelto a la ciudad la vida y el latir que creemos que le faltaba”. Un latir derivado de los innumerables eventos que se realizan en Alcázar a lo largo de todo el año durante los fines de semana; a los que se suman otro tipo de encuentros educativos, deportivos, culturales… que se celebran entre semana. “El Turismo es un sector que está generando empleo. En nuestro primer año conseguimos aumentar en un 57% el número de visitantes. En 2017 se vendieron 36.000 entradas para visitar nuestros museos. Ofrecemos calidad y así nos lo reconoció en FITUR la Secretaría de Estado”.

A toda esta exposición, la alcaldesa añadió la “excelencia” en Servicios Sociales, reconocida por el Observatorio de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales de España. “Hemos vuelto a recuperar la referencia regional y nacional que siempre hemos tenido en la atención a las personas, y somos uno de los 26 municipios de toda España que destaca por la excelencia en la inversión social. Esto es un gran estímulo para seguir trabajando en la misma línea. Por eso en los Presupuestos Municipales de 2018 hemos aumentado un 2% más la partida destinada a inversión social”.

La alcaldesa concluyó su balance insistiendo en que “hemos cogido el tren del futuro y vamos a seguir trabajando en la misma línea, sin dejar pasar las oportunidades de crecimiento y generación de empleo, trabajando por la recuperación de Aguas de Alcázar y apostando por proyectos como la Plataforma Logística Intermodal de Transporte -que esperamos conseguir inversores para 2018- o en llevar a la práctica alguna inversión real gracias a los FEDER. Creo que en estos tres años hemos puesto los cimientos del futuro de Alcázar y que lo mejor está por venir”.