Coincidiendo con el 90 cumpleaños del pintor y escultor José Herreros se ha inaugurado la Exposición antológica (1949-2018) que recoge una selección de 135 obras del autor y que se podrá ver durante dos meses en el Museo Municipal.

A la inauguración han asistido el viceconsejero de Educación, Jesús Carrascosa, la Delegada de la Junta, Carmen Teresa Olmedo y miembros de la Corporación Municipal representados en la figura del concejal de Cultura Mariano Cuartero, además de muchos amigos y familiares del artista.

Para el concejal de Cultura Mariano Cuartero, el día de la inauguración supone un día muy esperado y que se recordará porque la maravillosa selección de la obra de Pepe Herreros “la vamos a poder disfrutar durante dos meses, en su pueblo y si Pepe está emocionado, los demás también porque ha demostrado su generosidad trayendo esta fabulosa muestra de su obra” seleccionada por Antonio Moreno, comisario de la muestra a quien dice que hay que agradecer el gran trabajo que ha realizado para que hoy podamos disfrutar de la exposición.

Disculpaba el concejal la presencia de la alcaldesa, Rosa Melchor, que está en Cambados representado a la ciudad y el país, con motivo de la reunión de la Red Europea de Ciudades del Vino.

Apuntaba el edil una definición de la figura del artista diciendo que es “ese militante de la vida que escarba en el entramado de vida que somos”. Según sus palabras la exposición recoge obra de Pepe Herreros reconocible en todas las fases de su vida (incluso en la de Lanzarote), “es un gran artista que nos ha ofrecido el arte durante muchos años y del que hoy vamos a poder disfrutar”.

El viceconsejero de Educación, Jesús Carrascosa, destacaba la importancia de este tipo de homenajes que sirven, no solo para reconocer la trayectoria del autor y rendirle el cariño que le tiene toda la región sino que son ejemplo de perseveración para poder llegar a tener una gran carrera dentro del mundo del arte, seña de identidad de la región y referente para los artistas jóvenes que se encuentran en un mundo difícil como es el del arte. Merece la pena el homenaje porque a través de él se pone en valor la cultura de nuestra región. Un artista como Herreros nos prepara emociones y eso no se paga con nada, lo mejor que podemos hacer es rendirle homenaje, y hacerle llegar nuestra admiración y nuestro cariño.

Alcázar de San Juan es uno de los municipios de Castilla La Mancha, destacaba el viceconsejero, que tiene una mejor política cultural, referencia por su programación y escuelas populares.
El autor, Pepe Herreros se ha mostrado muy emocionado y satisfecho con el resultado. Para él es una exposición con cuadros “que no se conocían y casi no los conocía ni yo”.

Para Herreros parecería que los propios cuadros han buscado su sitio, ha destacado el gran trabajo en la ubicación de cada una de las obras en un conjunto que habla por sí mismo.

 

Ha querido agradecer el trabajo realizado por todos los que han intervenido especialmente a Antonio Moreno que se ha encargado de la selección, “no desdicen unos cuadros de otros, se unen y yo creo que tienen vida por eso se han unido así aquí en Alcázar de San Juan”. Se ha mostrado sorprendido con el montaje y ha querido dar las gracias a los responsables porque cree la exposición queda muy compensada e interesante.

En la exposición se ha recogido parte de toda su obra, pero se ha unido con una conjunción muy acertada, dice “es como si las obras hubieran elegido donde colocarse para explicar la función con la que fueron creadas”.

El comisario de la exposición Antonio Moreno explicaba que ha sido difícil elegir porque el autor tiene una obra descomunal, “la selección se ha hecho con la aprobación de él y creo que se ha conseguido hacer un recorrido bastante significativo de lo que ha sido su obra a lo largo de tantos años, en todos sus aspectos, pintura, grabado, dibujo y escultura”. Por ello valora que estamos ante un acontecimiento verdaderamente histórico, dentro de la historia de Alcázar porque en su obra se refleja no solo la historia de Alcázar sino la historia social. La de Pepe, afirma, es una obra muy social, es una persona con un grado de disconformidad muy alto y por lo tanto tiene una manera de interpretar la realidad que es muy peculiar. Esto hace, insiste, que su obra tenga puntos muy rabiosos, duros, colores muy intensos, formas aparentemente agresivas aunque eso luego se mezcla con la ternura, es decir, que muestra que no es incompatible lo uno con lo otro, “y eso es lo que yo creo que se destaca en la obra de Pepe”.

En la exposición hay 130 obras colgadas y cinco esculturas. Esta montada temática y cronológicamente, la parte de abajo, en la capilla, están los cuadros más grandes, mas muralescos (los murales son parte importante de su obra) y alrededor y llenando de formas y colores otras muchas obras representativas.