En la mañana del lunes, 18 de noviembre, Mercadona abrió su nuevo establecimiento en la calle Tomás Tapia de Alcázar de San Juan. La apertura de estas nuevas instalaciones -más eficientes y sostenibles- supone el cierre de las ubicadas en la Rondilla de la Cruz Verde. En la nueva tienda se han invertido 4,4 millones de euros y, además de disponer de mayor amplitud y el doble de plazas de parking, cuenta con mejor aislamiento, iluminación Led, aparcamientos para personas con discapacidad y dos puestos de recarga para vehículos eléctricos. La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, acompañada por algunos concejales de su equipo de Gobierno, inauguró junto al director regional de relaciones institucionales de la marca, José Ruiz Martínez, las nuevas instalaciones.

1.735 metros cuadrados de tienda, 123 plazas de aparcamiento (incluidas para personas con movilidad reducida y dos puestos de recarga de vehículos eléctricos) y una nueva filosofía de tienda “eficiente y sostenible”, a lo que se suma la creación de siete nuevos puestos de trabajo; es la descripción de las nuevas instalaciones que Mercadona ha abierto en Alcázar de San Juan en la mañana del lunes, 18 de noviembre.

A la inauguración asistió la alcaldesa de la ciudad que puso en valor el crecimiento de la marca, que dispone de dos establecimientos en Alcázar. “El éxito de los empresarios es el éxito de la ciudad, porque movilizan la economía y crean empleo”, dijo la primera edil al respecto del crecimiento de Mercadona. Una marca que aseguró ha atraído a la ciudad no sólo a vecinas y vecinos de otras localidades, sino también otro tipo de inversiones empresariales y comerciales, especialmente franquicias.

En las nuevas instalaciones -ubicadas en la calle Tomás Tapia, número 1- se han invertido un total de 4,4 millones de euros. Inversión en la que se ha contado con 50 proveedores de la comarca y se ha dado empleo a más de 70 personas durante la fase de construcción.

El nuevo modelo de tienda “eficiente y sostenible” ha comenzado a desarrollarse ahora en la región, donde de las 78 tiendas con las que cuenta Mercadona, tan sólo se han instalado 6 con este nuevo diseño, entre ellas la de Alcázar de San Juan. Un diseño que garantiza un 40% más de ahorro energético gracias al aislamiento de doble cristal y una iluminación Led.

Además de la apuesta por el producto fresco, dando un lugar prioritario a pescadería, carnicería y charcutería; el nuevo supermercado cuenta con una nueva sección “listos para comer”, con platos elaborados en el día que pueden llevarse a casa o degustarse en el espacio que Mercadona ha habilitado para ello.