La primera edil alcazareña marcó este objetivo como uno de los principales propósitos para 2017. Apuntó que 2016 “ha sido el año de la recuperación de Alcázar” y que en 2017 “vamos a construir el futuro sobre los cimientos que ya hemos puesto”.

“Aguas volverá a ser pública al cien por cien en 2017. Las cosas llevan su tiempo, pero hemos avanzado mucho y en cuanto tengamos el informe del Consejo Consultivo favorable a la anulación del Pleno de adjudicación de la empresa la remunicipalización será mucho más fácil”.

La alcaldesa apuntó que los únicos servicios que quedan por recuperar son Aguas y la Enológica, que no ha podido abrirse en las fechas previstas por problemas técnicos relacionados con la recuperación del edificio, pero que estará en funcionamiento el próximo año.

Junto a estos propósitos, la generación de empleo, “por la que también hemos estado trabajando y hemos puesto los cimientos”. Cimientos como facilitar la adquisición de suelo industrial, cursos de capacitación laboral orientados a los nuevos nichos de empleo de la comarca o la Escuela de Emprendedores que estará operativa en 2017.

“Hemos conseguido en estos meses que Alcázar de San Juan esté un poco mejor y seguiremos trabajando por el futuro, a pesar de las dificultades económicas”, asegura la alcaldesa que, a su vez, pide corresponsabilidad a vecinos y vecinas para “trabajar por lo que es de todos, lo que es nuestro; aprender a mantenerlo y respetarlo”. Igualmente animó a alcazareños y alcazareñas a “recuperar el orgullo de serlo” y “creer en nosotros, para que Alcázar siga creciendo y sea una ciudad atractiva para vivir y visitar. Creer es poder”.

Visto en La Mancha.