Como ya os íbamos apuntando en previsiones anteriores, estos días de calma anticiclónica tienen ya las horas contadas. El acercamiento de una baja desde el Atlántico, con su aire frío asociado, va a provocar que tengamos unos días por delante más revueltos con inestabilidad y bajada de temperaturas muy apreciable (claro, que partimos de los más de 30ºC alcanzados en muchos puntos de la provincia el lunes 08 de mayo), así tenemos un tiempo para todos los gustos. Estos son los detalles de lo que nos espera para este miércoles y jueves:

Miércoles 10 de mayo

Ya desde la propia madrugada del miércoles el cielo tendrá nubosidad en la mitad W de la provincia con posibilidad, como a eso del amanecer e incluso algo antes, de que ya se produzcan los primeros chubascos en la zona de la comarca de Almadén, Anchuras, Puebla de Don Rodrigo u otras zonas del valle de Alcudia. Durante la mañana estos chubascos se harán más probables, intensos y generalizados, pero siempre con mayor probabilidad en la mitad occidental. Después, en las horas centrales del día, habrá un periodo de más calma con algunos chubascos aislados menos importantes pero de cara a últimas horas de la tarde y ya por la noche esas precipitaciones se reactivan y se irán trasladando poco a poco de W a E por toda la provincia. En el tercio occidental es posible que vayan acompañadas de algunas tormentas.

El viento del SW comenzará soplando con rachas moderadas, pero a primera hora de la tarde ya puede darse alguna fuerte en los Montes de Toledo (entre 40 y 50 km/h) y por la noche en la mitad sur y este de la provincia (con rachas entre 50 ó 60 km/h). Las temperaturas mínimas no cambiarán mucho, si acaso bajando algún grado, debido a esa presencia de nubosidad pero las máximas se pegan un señor batacazo y vamos a pasar de esos 30ºC a los 20ºC, ni que decir tiene que con mucho más fresco.

Sigue leyendo más información del tiempo en Ciudad Real en Meteo Castilla-La Mancha.