Cortinas impecables con 5 trucos muy fáciles

0
trucos para cuidar las cortinas

Las cortinas son un detalle de utilidad y decorativo importante, y deben lucir siempre perfectas. Para el mantenimiento de las mismas no hace falta grandes cuidados. Apenas unos cuantos trucos que las mantendrán en buenas condiciones. Así que luzcan siempre atractivas y duren por más tiempo. Algunas necesitan cuidados profesionales, pero los que realizas  en casa también las mantendrán en buen estado. Así que toma nota, comprobarás que no requieren mucho esfuerzo y tiempo.

Limpieza de las cortinas en casa

limpieza de las cortinas

Las cortinas deben limpiarse semanalmente, y cada 4 o 6 meses de manera profesional. La limpieza en casa tiene como objetivo retirar el polvo y evitar que se manchen. Para ello deben desempolvarse con un paño suave y luego pasar la aspiradora. Es conveniente no retirarlas de la ventana. Algunas requieren mano especializada para retirarlas y que no pierdan forma o se dañen.

Si tus cortinas se pueden lavar en casa, tanto mejor. Ten cuidado al retirarlas para que no se rompan o pierdan forma. Evita usar blanqueadores o detergentes fuertes porque las dañan. Utiliza jabón suave para el lavado. Si son de algodón u otro material que resiste el calor se pueden lavar y secar al sol. Las de poliéster son más delicadas y no debes lavar ni poner al sol. La limpieza de las cortinas de poliéster demanda limpieza profesional.

Debes seguir las instrucciones precisas del fabricante para la limpieza. Tanto los productos que uses para lavarla como la temperatura del secado pueden dañarlas. Así que debes conocer cuál es la temperatura ideal para secar las que se lavan en casa. Las cortinas de algodón que se lavan en casa pueden colocarse en la lavadora. Mientras que las elaboradas en lino se lavan a mano. Utilizando en ambos casos, agua a temperatura ambiente y jabón suave.

Secado y planchado de las cortinas

trucos para cuidar las cortinas
Cuando las cortinas se han lavado hay que proceder a secarlas de inmediato para que no pierdan forma. Y de esta manera también se evita que se arruguen más. Para el secado, debes tener en cuenta que no sea sol excesivo porque algunas telas pierden tonalidad. Y dejarlas al sol solo el tiempo suficiente para que se sequen bien.

Cuando se secan en la secadora, debes utilizar la temperatura suave que demande el tipo de tela. Si hay necesidad de plancharlas, utiliza la temperatura baja y plancha por el revés. Las de material muy fino o encajes delicados requieren planchado al vapor. Y algunos materiales que se abrillantan por el calor requieren protección. Así que coloca en las cortinas de telas más delicadas y en las más coloridas, un paño suave. Este colocado entre la cortina y la plancha protegerá el color y el material.

Mejores materiales para las cortinas

cuidar las cortinas
Los rayos de sol decoloran los colores de todos los materiales. Así que se debe tener en cuenta este aspecto para tus cortinas expuestas al sol. Deben elegirse colores claros para evitar que se dañen. Y los materiales también deben ser resistentes si son para ventanas donde la luz del sol es intensa durante todo el día.

Es importante elegir materiales duraderos y que sean prácticos para el cuidado. Asimismo, que sean más fáciles de limpiar. Las telas de poliéster suelen ser las más duraderas. Y la tecnología ha llegado a ella con mejoras que las hacen más resistentes a los rayos del sol. Las de 100% poliéster protegen la estancia de los rayos UV. Además permiten visibilidad y privacidad al mismo tiempo.

cortinas dormitorio
Siendo las de poliéster las más elegidas por sus ventajas también hay que destacar que son suaves al tacto. Y que están fabricadas para resistir el polvo sin perder su atractivo. Las cortinas elaboradas en algodón son perfectas para los lugares más cálidos. Resisten bien el sol y dan privacidad. Además, son más fáciles de limpiar porque se pueden lavar y secar en casa. Son ideales también para ambientes como cocinas y dormitorios porque son más prácticas.

Con estos consejos no resulta complicado mantener las cortinas en buen estado durante más tiempo. Y para limpiarlas podrás hacerlo cada semana con la aspiradora. Para esa limpieza semanal no hace falta retirarlas de su sitio. También para protegerlas de daño, hay que cuidar de ellas al limpiar los vidrios. Recogerlas y alejarlas del contacto con los limpiadores para los cristales de las ventanas.

cortinas ventana

Y cuando se limpia el suelo, si son largas, hay que recogerlas para que no se ensucien. Son pequeños cuidados que se convierten en rutinas fáciles. Y las cortinas lucirán siempre tan atractivas como el primer día. No olvides que su colorido también se daña, así que hay que darles la limpieza que requieren. Si se limpian solo con manejo profesional, no intentes limpiarlas en casa. Porque esto las dañara irremediablemente.

Para algunas estancias lo mejor es elegir cortinas más prácticas que puedas limpiar fácilmente en casa, como el cuarto de los niños y la cocina.