Un mini dormitorio funcional y atractivo con 3 trucos

0
mini dormitorio con ventanas

Cuando no se tiene tanto espacio también se puede tener un mini dormitorio atractivo. Que resulte funcional, que sea cómodo y que nos guste mucho. Apenas hará falta recurrir a algunos trucos que funcionan estupendamente. Y no importa si es muy pequeño o de tamaño mediano, que también uno pequeño puede lucir bien.

decorar mini dormitorio

Y no solo sentirse más amplio si no también lucir tan genial como tantos dormitorios grandes hemos visto. Unos pequeños trucos que no requieren invertir mucho dinero. Ni siquiera invertir demasiado tiempo. Así que toma nota de ellos y cresa ya tu mini dormitorio.

Mini dormitorio visualmente más grande

colores para mini dormitorio
Cuando tenemos un mini dormitorio hay que recurrir a los trucos que lo hagan ver más grande. Este solo es un efecto visual, que le hace parecer más amplio. Además, todos sabemos que en una superficie más grande, aunque solo sea por efecto, hay más confort. Si tienes un dormitorio pequeño es hora de sacarle ventaja. Y para ello solo tienes que recurrir al color, esto es elegir colores claros de pared a pared.

Para que tu pequeño dormitorio se vea genial, elige colores muy claros. Puede ser el blanco más puro o los suaves tonos de un beige claro. Hay tantas posibilidades entre el blanco, el crema, el blanco roto, y muchos más. Elegir pintar las paredes y el techo de color claro hará que el mini dormitorio se perciba más grande. Y si tienes la posibilidad de que el suelo también sea de un color muy claro, tanto que mejor.

Así que una manera de decorar con más estilo ese pequeño dormitorio es empezar por pintar paredes y techos. Pero también puedes apostar por convertirlo en un entorno blanco o rosa muy claro, lo que te guste. Para ello elige también el mobiliario, la ropa de cama y los detalles decorativos para un ambiente de un color único. Y esto definitivamente además de favorecedor es muy lucidor.

Minimalismo puro para un mini dormitorio

mini dormitorio minimalista
Cuando no tenemos mucho espacio lo mejor es optar por lo esencial. Lo mejor es apostar por un estilo como el minimalista. No te privas de nada pero tienes lo que necesitas. Además es un estilo muy fácil de mantener porque no te llenas de objetos. Y además, los colores claros y los materiales crudos son parte del mismo. En el minimalismo encontrarás una opción maravillosa que adaptar a tu mini dormitorio para que luzca perfecto y se vea siempre bien.

Dentro de esta alternativa también puedes decantarte por el almacenaje más atractivo. Hoy, es muy común colocar gabinetes y armarios de pared a pared. Esto resulta ventajoso porque consigues espacio que no tienes para guardar todo lo que tengas. Y los mismos están tan bien diseñados que se adaptan al espacio pequeño de tu dormitorio. Y además, a la vista de esta imagen, no hay duda que se ven muy modernos. Y son muy atractivos también, además de que elegidos de calidad, duran todo el tiempo con la misma apariencia.

Ventanas y espejos para un mini dormitorio

mini dormitorio
Puestas a aprovechar todos los trucos que sean necesarios para decorar un mini dormitorio con mucho estilo, hay mucho a qué recurrir. Por ejemplo, las ventanas, si hay suficientes ventanas en un dormitorio pequeño hay que aprovecharlas al máximo. Para que iluminen la habitación durante el día y porque las mismas reflejan la luz.

Lo mejor es elegir cortinas de telas suaves y colores claros, que sean muy ligeras. Nada de oscurecer absolutamente el espacio, hay que dejar que el atractivo de la luz natural haga lucir el dormitorio. Además las ventanas contribuyen a la sensación visual de ser un espacio más grande que el que tenemos.

mini dormitorio con ventanas
Otro truco es el uso de espejos, porque estos reflejan la luz y también las superficies. En este caso reflejan el resto de paredes dando sensación de que es más grande el dormitorio. Puedes colocar un inmenso espejo sobre la pared encima del cabecero. Colocar un tocador pequeño con un espejo que haga ver más grande la estancia.

Y desde luego, igual puedes colocar uno sobre la parte posterior de la puerta. Los espejos son fantásticos y reflejan el espacio haciéndolo ver más grande.

Dimensionar también es importante, como puedes ver en la primera imagen de este post, la cama debe adaptarse al espacio. Ser cómoda y suficiente para ti sin restarte más espacio. Además puedes elegir agregar color a tu dormitorio recurriendo a colores vibrantes en la alfombra, un cuadro en la pared, o un pequeño sillón.

Con poco se puede lograr que un dormitorio muy pequeño se convierta en un mini dormitorio atractivo. Pero que también sea acogedor y luzca moderno. No es caro y apenas necesitarás entregarte a la tarea de decorarlo para que tanto mobiliario como colores y otros detalles fusionen con el mismo. Ese mini dormitorio lucirá perfecto.