Conocer Vermont y sus encantadores paisajes de otoño

follaje de vermont

Amantes del otoño disfrutarán de una estancia maravillosa en Vermont. Uno de los estados más atractivos de los Estados Unidos que se viste de colores llegado el otoño. Es uno de esos bonitos lugares que se pueden visitar en cualquier temporada del año. Pero si lo que provoca es admirar esas imágenes que hemos visto de Vermont, conoce la ciudad en los días de mayo y junio o septiembre y octubre. El otoño aquí es simplemente ¡espectacular! Julio y agosto son meses de gran ocupación en la ciudad, pero de buen clima y muchas actividades.

Conocer Vermont

vistas de vermont

Y si el verano y el otoño son perfectos, no lo es menos el invierno. Vermont es ideal para esquiar porque tiene varias estaciones de esquí de las mejores del país. Y si lo que disfrutas es el patinaje sobre hielo, este deporte también se da bien en el invierno en Vermont. La primavera es también una temporada perfecta para pasar unos días en los paisajes de Vermont.

Durante mucho tiempo este estado ha disfrutado de la preferencia de los turistas. Nada como admirar el follaje de otoño, largos paseos y estancias donde el reloj no importa nada. En este bonito lugar pasó algún tiempo en 1929, el poeta Federico García Lorca. Otro de sus atractivos es su rica cocina, pero es mundialmente famosa por su jarabe de arce. Este jarabe de arce, conocido también como sirope de arce o miel de maple. Se fabrica a partir de la savia del arce azucarero, arce rojo o del arce negro. Es un delicioso acompañamiento para las crepas, gofres y panqueques. La estancia en Vermont te permitirá disfrutar de este rico jarabe.

Pero también otros deliciosos platillos como el tourtière, que es un pastel de carne, y el llamado poutine, un plato de patatas fritas preparado con gravy y requesón. Y no dejes Vermont sin deleitarse con su popular queso cheddar.

Visitar la ciudad de Burlington

vermont estados unidos

En un paisaje de exuberante verdor y montañas, pasarla bien no cuesta nada en esta región estadounidense. Durante la estancia hay que visitar Burlington que es la ciudad más grande del estado. Y donde podrás disfrutar de comida de todas las regiones del mundo y de Estados Unidos, en la Church Street Marketplace.

Esta ciudad tan atractiva se encuentra a orillas del lago Champlain. Este separa este estado del de Nueva York. El entorno del lago es de gran belleza e ideal para deportes como el senderismo. También se puede navegar por el lago aprovechando para realizar deportes acuáticos como el ski. Aunque este espacio es perfecto también si solamente aprovechas para descansar admirando sus vistas. Existe la creencia popular de una criatura que habita el lago.

Siendo un destino de deportes de invierno, podrás disfrutar de alojarte en sus resorts. Y así poder practicar el ski alpino y el llamado cross-country. El invierno permite disfrutar de estos y otros deportes como pasear en un trineo.

El paisaje verde de St Johnsbury

atardecer en vermont

Al sur de la frontera con Canadá se encuentra la ciudad de St Johnsbury es perfecta para los deportes al aire libre. Aunque también posee una interesante propuesta cultural. Disfruta del paisaje de las colinas de Doug Mountain sobre todo si te gusta el senderismo. Y si amas las mascotas visita el parque dedicado a amos y mascotas. Este cuenta con una capilla para perros, y una tienda de souvenirs.

Es un lugar perfecto para quienes tienen mascotas. Además muy cerca del mismo se encuentra Nek Adventures. Este es el lugar perfecto para un recorrido en motos de nieve. Además cuentan con visitas guiadas y personal para quienes deseen aprender a usar las motos de nieve.

Un pueblecito llamado Weston

invierno en vermont

En cualquier época del año disfrutarás tu estancia en Vernon. Y podrás visitar el pueblo de Weston. Este cuenta con un bonito teatro que ofrece varias propuestas interesantes. Precisamente la Compañía de Teatro de Weston es la compañía de teatro profesional de las más antiguas en activo.

Se puede disfrutar en la estancia de la visita al priorato de Weston donde viven los monjes benedictinos. Hay que realizar una visita a la tienda Vermont Country fundada en 1946, donde encontrarás todos los productos de Vermont. El recuerdo de Vermont siempre te llevará a la vista de las Montañas Verdes, y desde luego al follaje de otoño. Razón por la que muchos escapan a Vermont en la temporada.

follaje de vermont

Ese espectacular entorno de los árboles en otoño con una sucesión de preciosos colores es inolvidable. A mediados de septiembre cambia el follaje y el colorido permanece hasta octubre. Desde luego esto está sujeto a los cambiantes factores del clima. Lo mejor es elegir precisamente los días de otoño para disfrutar de Vermont. Caminar por los senderos llenos de vegetación, tomar muchas fotografías para llevar el recuerdo a casa. Y como siempre decimos, olvidarte de todo, y disfrutar al máximo.

Imágenes: Pixabay

Ir arriba