Centro sanitarios y residencias de la provincia de Ciudad Real reciben hoy un nuevo reparto de material de protección realizado por el Gobierno de Castilla-La Mancha para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

El material ha llegado a las seis gerencias desde donde se gestiona el reparto a las residencias y centros sociosanitarios dependientes de cada una de las áreas.

El área de Alcázar de San Juan recepciona un lote de 10.000 mascarillas quirúrgicas y 400 de alta protección (FPP2), 200 monos impermeables, 84 batas de aislamiento, 300 pantallas y otras 300 gafas apantalladas y 100 guantes.

El material que corresponde a residencias incluye 4.000 mascarillas quirúrgicas, 100 delantales con mangas, 7.680 pañales de incontinencia, 300 pantallas, 120 monos impermeables, 120 unidades de solución hidroalcohólica, 450 empapadores y 15.000 guantes.

Test rápidos de detección del coronavirus

El nuevo envío realizado por el Gobierno de Castilla-La Mancha incluye también test rápidos para la detección del coronavirus. En total se han distribuido 2.040 unidades, de las cuales 500 corresponden al área de Ciudad Real, y 308 test rápidos que se han repartido respectivamente en las gerencias de Alcázar de San Juan, Tomelloso, Manzanares, Valdepeñas y Puertollano.