Los centros de mesa son esenciales en la decoración de bodas. Y si estás en plena preparación de tu gran día, ten en cuenta estas ideas geniales. Son centros de mesa que son muy fáciles de lograr pero que también lucen preciosos. En la temporada de las bodas que es primavera verano, el colorido es parte de la gran fiesta. Son bodas a la orilla del mar, en el jardín de casa, en el campo y esto es pura naturalidad. Y por eso mismo, los mejores centros de mesa son aquellos que recurren a las flores naturales. Así que toma nota, para que tengas los más bonitos en tu boda.

Centros de mesa sencillos para boda

No hace falta tener centros de mesa para bodas demasiado elaborados en verano. Estos son días de cálido clima que permite, como hemos dicho, disfrutar de exteriores. Las bodas veraniegas no son por ello menos elegantes, pero son claro que sí, más coloridas. Debes olvidar los colores del otoño invierno y los detalles llenos de glamour. Porque es temporada de apostar por el máximo colorido y aprovechar la naturalidad. Hay tantas opciones de hermosas rosas, claves, peonías y otras flores, para tus centros de mesa.

Dentro de estas ideas de centros de mesa, se recurre a una infinidad de detalles decorativos. Dependiendo del estilo de fiesta de bodas que celebrarás, puedes elegir los mismos. Ya sea que te decantes por un tema acuático, por una boda muy elegante en la noche, o una fiesta a la orilla del mar en pleno día. Todo viene bien para esas mesas que lucirán geniales. Sean detalles muy modernos o muy clásicos, las flores se puedan adaptar muy bien. Desde un pequeño centro de mesa hasta algo más elaborado. Elegir un par de opciones florales o bien decantarse por una flor, tu favorita.

Los más bonitos centros de mesa para bodas inolvidables

Hoy, los más atractivos  centros de mesa para una boda de día  y en primavera verano, recurren al máximo color. Se pueden colocar las flores en recipientes como jarrones o jarrillas vintage. También es usual, y esto le agrega más belleza, usar jarras de cristal. Estas son muy populares en la decoración de eventos y se pueden usar como recuerdos de boda. Bastará agregarles un pequeño ramito con un lazo y se ven geniales. El cristal es un gran aliado a la hora de querer armar un centro de mesa con flores naturales porque refleja los colores.

Hay muchas ideas para aprovechar al hacer centros de mesa para bodas. Puedes usar grandes jarrones o simplemente recipientes de cristal. Los más altos y estilizados dan una apariencia más sofisticada. Los que tienen formas sinuosas se ven más elegantes. Los hay muy sencillos de superficie lisa o más elaborados con detalles. Todos se verán espléndidos y encajan dentro de muchos estilos de boda.  Ya sea que elijas hojas verdes o radiantes colores de  flores.  No hay que olvidar que las mismas se pueden complementar con pequeñas velas, si la boda durará hasta entrada la noche.

Bonitos detalles para una mesa de boda

Hay muchos motivos para inspirarse, si se hace una boda a la orilla del mar. Se pueden aprovechar pequeñas piedras, conchas de mar y arena para los centros de mesa. Igualmente se pueden elegir motivos campestres, para una boda en el campo. Estos como las bases de madera y motivos románticos elaborados en mimbre y otros, son perfectos. Hay toda una variedad de elementos naturales para aprovechar y se verán muy bien dentro de la decoración.

También, y esto resulta muy atractivo, se pueden elegir bases de cerámica. Estas se llenan de  bonitas flores con un aspecto desenfadado y coqueto. El cristal es perfecto pero eso no significa que no se pueda aprovechar, jarroncitos o recipientes metálicos. Ya sean de aspecto clásico o moderno. Y no hay que olvidar que muchos de ellos lucen vintage, y esta es una tendencia que gusta mucho. La misma es perfecta para las bodas veraniegas, que se inspiran en los motivos de la naturaleza.

Según el gusto de la novia, se pueden elegir colores vibrantes o suaves tonos pastel. Los primeros transmiten energía y alegran los ambientes. Los tonos pastel, como  todos sabemos, nos hacen sentir románticos, como lo es siempre una boda. Hay que tener muy en cuenta, que estos centros de mesa requieren cuidado especial ante las altas temperaturas. Por ello es mejor, elegir flores más duraderas y que las mismas soporten el rigor del clima.

Idealmente los centros de mesa se deben colocar, cuando son flores naturales, apenas media hora antes del evento. Esto garantizará que las mismas luzcan perfectas por más tiempo. Desde luego, los floristas de hoy, mantienen las flores para este tipo de detalles, bajo condiciones que aseguran su mayor duración. También es importante que las flores combinen con los elegidos para la boda. Cada flor inspira un sentimiento, y para las bodas, las rosas, peonías, velo de novia y otras son las ideales.