Toledo, 6 de julio de 2017.- La realización de espirometrías en los centros de Atención Primaria de Castilla-La Mancha se ha incrementado más de un 45 por ciento en los cinco primeros meses de este año con respecto a las que se llevaron a cabo en el mismo periodo del año anterior.
 
Los profesionales de Atención Primaria de todas las Áreas Sanitarias de la Comunidad Autónoma han realizado de enero a mayo de este año un total de 1.513 espirometrías. Por Gerencias, destacan especialmente el número de espirometrías realizadas en la Gerencia de Atención Primaria de Toledo, con un total de 536, seguida de la Gerencia de Atención Integrada de Guadalajara, con 308, la de Ciudad Real, 249 y la de Alcázar de San Juan con 187.
 
Las enfermedades respiratorias constituyen una de las causas más importantes de morbilidad y mortalidad en los países desarrollados. La espirometría es junto a la historia clínica y la exploración física, la base para el diagnóstico de muchos pacientes en los que se sospecha una enfermedad del aparato respiratorio.
 
Además, permite la detección de la población de riesgo de padecer Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y facilita su diagnóstico precoz. La espirometría mide la magnitud de los volúmenes pulmonares y la rapidez con que estos pueden ser movilizados.
 
La realización de esta prueba complementaria permite evaluar la función pulmonar ante la presencia de síntomas respiratorios como tos, expectoración, disnea, sibilancias o signos de enfermedad (radiografía de tórax anormales). Es imprescindible para el diagnóstico y necesaria para el seguimiento de pacientes con asma, EPOC y otras enfermedades respiratorias.
 
Se ha demostrado que si hay una formación adecuada, el personal de Enfermería está perfectamente capacitado para hacer esta prueba y la mayoría de los médicos de familia pueden interpretarla con resultados concordantes a los observados en la atención hospitalaria y de esta manera se podría mejorar el diagnóstico y manejo correcto de estos pacientes.
 
Los centros de Atención Primaria de Castilla-La Mancha disponen de un total de 262 espirómetros. Con la realización de esta prueba en este nivel asistencial, se mejora de la atención a los pacientes y la consiguiente facilidad de acceso y cercanía de dicho procedimiento, evitando desplazamientos de los mismos a los hospitales.
Asimismo, se mejora la relación médico‐paciente con resultados clínicamente satisfactorios. Se trata de una prestación eficiente y muy fácil de evaluar, con gran aceptación por los usuarios, y que permite incrementar la capacidad resolutiva de la Atención Primaria.
 
Por otra parte, la espirometría en Atención Primaria proporciona al paciente un servicio más rápido y sin desplazamientos. La población en general, está familiarizada con su Centro de Salud y es más fácil y cómodo acceder al mismo antes que al Hospital. El paciente conoce generalmente a los profesionales que le puedan tratar en su proceso, disminuyendo la ansiedad que precede a todo tipo de procedimientos por mínimos que esta sean.
 
Respecto al personal sanitario, se amplía su perfil profesional y sus posibilidades de actuación, suponiendo un estímulo al trabajo diario y una atención más personalizada y eficiente.

La entrada La realización de espirometrías en los centros de Atención Primaria de Castilla-La Mancha se ha incrementado más de un 45 por ciento se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.