La Atención Temprana es en Alcázar de San Juan un servicio municipal que atiende a aquellos niños y niñas que presentan dificultades en su desarrollo. Con motivo de la celebración de la Semana de la Discapacidad, se ha querido acercar a la población general, especialmente a las familias con pequeños entre 0 y 3 años, para dar a conocer su trabajo y responder a las dudas sobre el desarrollo de sus hijos. Las jornadas, en las que participaron 20 familia, se desarrollaron en la tarde del lunes, 26 de noviembre, en el Centro Cívico alcazareño.

Las Jornadas de Atención Temprana “Ingredientes para un desarrollo feliz” inauguraron las actividades de la Semana de la Discapacidad 2018. La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor y la concejala de Bienestar Social, Patricia Benito, se acercaron hasta el Centro Cívico para conocer el desarrollo de las mismas.

La psicóloga y coordinadora del servicio de Atención Temprana, María Ángeles Mina, explicó que a las 20 familias participantes en estas jornadas, además de presentarles este servicio, les han trasladado estrategias para estimular el desarrollo de sus hijos e hijas en el ámbito familiar, tanto en el lenguaje como en la actividad motora, respondiendo a sus dudas más comunes. “Hasta Atención Temprana llegan los niños y niñas que presentan dificultades en el desarrollo, derivados normalmente por sus pediatras, para que les demos apoyo e intervengamos. No es habitual ofrecer charlas a la población general. Esta ha sido una experiencia muy positiva y estamos valorando abrir el servicio y ofrecer charlas en las escuelas infantiles, para que las familias nos conozcan y tengan la tranquilidad que si, en alguna ocasión, derivan a sus hijos e hijas, vamos a acompañarlos, formando un equipo para que vayan avanzando”.

La alcaldesa alcazareña consideró de gran utilidad este taller, al igual que otros que se realizan para dar a conocer los servicios que presta el Ayuntamiento a las personas, ya que sirven para informar y, al mismo tiempo, para prevenir determinadas situaciones, en este caso el retraso en el desarrollo infantil. “Es cierto que no todos los niños empiezan a hablar o a andar en el mismo tiempo, pero existen unos parámetros de desarrollo normalizados que permiten detectar si algún niño o niña presenta algún tipo de dificultad. Si es así, cuanto antes comiencen a intervenir los profesionales y la estimulación desde las familias y los centros educativos, mayores serán las garantías de corregir esa dificultad”. La primera edil destacó que estas charlas y talleres sirven para que la población esté bien informada, de la mano de profesionales, y no cometan el error de acudir a fuentes de información erróneas que podrían perjudicar la evolución de sus hijos y su desarrollo feliz, título de las jornadas.