Pese a que tiene un sinfín de cosas buenas, la seguridad en internet es una preocupación para muchos usuarios ya que los “malos” siempre van un paso por delante de la ley. Vamos a ver algunos timos bastante típicos que puedes encontrar online y deberías evitar.

La extorsión porque has visto pornografía

Empezamos fuerte. Está claro que ni tú ni yo hemos visto nunca pornografía en internet, pero ambos conocemos a un amigo que sí lo ha hecho. Un timo típico de internet es el de un desconocido escribiendo a nuestro amigo diciéndole que le han grabado mientras veía porno. ¿Cómo? En el email le explican que han introducido un malware en su ordenador, que han activado la cámara y que de paso también introdujeron un spyware para robarle las contraseñas. Ahora, tienen un bonito vídeo de nuestro amigo haciendo cochinadas y amenazan con mostrárselo a todo el mundo si no se les envía una buena cantidad de dinero a alguna cartera electrónica de criptomonedas, generalmente, Bitcoin. La cosa se vuelve más tenebrosa cuando en ese mismo email, el timador le dice a nuestro amigo una contraseña que puede haber usado en algún momento.

Por lo general, el timador habrá conseguido la contraseña en alguna fuga de seguridad de alguna página. Es probable que la contraseña sea antigua, pero también que sea cierto que se ha usado en algún momento. Por supuesto, lo más probable es que nadie tenga ningún video de nuestro amigo y que la mejor reacción sea enviar el correo al spam.

El préstamo que nunca pediste

Este es un timo más preocupante, porque a veces no te das cuenta hasta que no se ha efectuado. Consiste en que alguien se hace con tus datos personales y pide un pequeño crédito a tu nombre sin que te enteres. El timador cobra el crédito en su cuenta bancaria y desaparece. Según Matchbanker, lo más probable es que la víctima no se entere hasta bastante tiempo después, cuando alguna empresa de servicios le notifique que no quiere trabajar con él porque está en un registro de morosos ya que no devolvió ese crédito que ni siquiera sabía que tenía. Por eso, hay que tener mucho cuidado al enviar copias de nuestros documentos de identificación. Asegúrate siempre que las envías a empresas fiables y en una web encriptada con TSL.

El bróker online que no te devuelve tu dinero

Típico de brókers de inversión que dicen dedicarse, antes a las opciones binarias y ahora a los CFDs. Una vez ingresas el dinero en el bróker es prácticamente imposible recuperarlo. Puede ser debido a que no has cumplido las condiciones de un bono promocional, o simplemente porque se niegan a hacerlo. Para evitar estos problemas, lo mejor es trabajar exclusivamente con empresas que estén registradas en alguna autoridad financiera de la Unión Europea. Olvídate de las que estén en paraísos fiscales por tentadoras que sean sus promociones.

El trabajo de tus sueños

Este timo se suele dirigir a aquellos que buscan trabajo desde casa. Una supuesta empresa pública un anuncio diciendo que necesita a alguien que reciba paquetes para luego reenviarlos a los clientes. Las razones pueden ser múltiples: así el envío es más rápido, así evitan un gasto extra en transportes, etc. La realidad es que te pedirán mucha información personal. Por supuesto, también tu cuenta bancaria y DNI. Las posibilidades son muchas, desde extorsionarte con algo similar al primer timo de este artículo, hasta aprovecharse de tu inocencia. Un ejemplo de ello es que recibas productos comprados con una tarjeta de crédito robada. Te pedirán que los envíes a una dirección en el extranjero y, de pronto, te conviertes en cómplice de una estafa.

Esta entrada Timos y estafas online relativamente fáciles de evitar se publicó primero en Redes Sociales.

Más en la Revista de Redes Sociales.