En América Central se encuentra la República de Costa Rica. Un encantador destino turístico entre el Caribe y el Pacífico,  donde disfrutar de paisajes y playas inolvidables. El país también limita con Nicaragua al norte y con Panamá al sureste, y su capital es San José. Se considera a Costa Rica una de las democracias más sólidas del mundo, con una economía estable y una sociedad sustentable, es una república moderna y en crecimiento. De privilegiada situación geográfica Costa Rica tiene un clima tropical y dos estaciones, el invierno y el verano. Esto la hace ideal para una estancia de relax y diversión en cualquier temporada del año.

Costa Rica es un destino turístico de gran demanda hoy. Con un entorno delineado por sus montañas, sus playas y su verdor, También  es un gran lugar para vacacionar con la familia, en pareja o escapadas en solitario. Se puede realizar en una visita al país centroamericano, ecoturismo, turismo rural comunitario, senderismo y mil actividades terrestres y acuáticas. Como destino de vacaciones, también es ideal para quienes disfrutan de las compras y todas las experiencias de las grandes ciudades.

Cómo llegar a Costa Rica

Se puede llegar a Costa Rica,  desde el exterior y el interior del país en conexiones de otros países de Centroamérica  a los aeropuertos internacionales de Costa Rica. Estos son el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, ubicado en la ciudad de Alajuela; el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós, en la ciudad de Liberia, Guanacaste; el Aeropuerto Internacional de Limón, en esta provincia del Caribe; y el Aeropuerto Internacional Tobías Bolaños, en San José.

Aunque es importante destacar que es el Aeropuerto Juan Santamaría el principal del país. Con conexiones aéreas al resto de Centroamérica, Estados Unidos, Sudamérica y el resto del mundo. Convertido en un país de turismo internacional durante todo el año, es fácil acercarse a Costa Rica  también  por mar, ya que en sus puertos hacen escala muchos de los cruceros de grandes navieras. Estos recorren esta zona de Centroamérica desde muchos lugares del mundo.

Qué hacer en tus mejores vacaciones

Con dos franjas de mar, Costa Rica es ideal para los que aman el mar y los deportes acuáticos. Pero también para los que disfrutan del senderismo y los recorridos por espacios naturales. Si de playas se trata en este país centroamericano, hay muchas y de enorme belleza. Ya sea para relajarte a orillas del mar o hacer surf o submarinismo. Nada menos que 1,800 km de costa para que todos se diviertan. Amantes del surf se verán en su lugar ideal en la Playa Naranjo y el Parque Nacional Roja Bruja así como las playas de la Península de Nicoya. Visita la Playa Grande, Playa Avellana, Playa Negra y Playa Santa Teresa. También son imprescindibles las playas de Puntarenas.

Siendo un paraíso de mar y paisajes costarricenses, hay mucho por descubrir y disfrutar. Muy populares son los recorridos por sus senderos llenos de belleza y con la más variada fauna. Para ello hay que visitar el Parque Nacional Corcovado y la Península de Osa. Cerca de estos lugares se encuentran las famosas playas Bahía Drake. En este enorno también se puede pescar y avistar aves. En cuanto a la costa caribeña de Costa Rica, las playas son igualmente hermosas en el Parque Nacional Tortuguero. Un recorrido por el país,  nos llevará al Puerto Viejo o la ciudad de Limón. Hay que visitar la costa sur y el Refugio Animal Gandoca Manzanillo. No menos importantes y hermosas, la Playa Carrillo, Playa Ballena, Playa Conchal, y Playa Potrero.


Con un entorno de paraíso como el de Costa Rica, se debe aprovechar una estancia al máximo. Para ello se pueden elegir recorridos con guía por muchos de sus parques y reservas naturales. Aprovecha a conocer el Parque Nacional Volcán Arenal, donde puedes visitar el volcán más activo de Costa Rica. El Parque Nacional Barra Honda que cuenta con cuevas de piedra caliza de la época precolombina. En las montañas para un recorrido a pie lleno de aventura, el Parque Nacional Chirripo. Y desde luego, el muy famoso, Parque Nacional Corcovado. Si disfrutas de ver las tortugas y conocer su entorno, hay que visitar el Parque Nacional Marino Las Baulas. Como el resto de Centroamérica, Costa Rica es muy volcánica por ello visita el Parque Nacional Volcán Turrialba.  También es un estupendo destino,  el Parque Internacional La Amistad.


En un mundo de hormigón y paisajes urbanos, esta  es una escapada ideal para los que anhelan la naturaleza. En Costa Rica mucho de su territorio está convertido en parques nacionales, reservas naturales y tierras protegidas. Se puede hacer, insistimos, senderismo, recorridos ecológicos, caminatas a través de bosques tropicales. Maravillarse con la variada fauna y flora del país.  Mucha aventura y diversión en un país tan cuidadoso del medio ambiente, que nos acerca a la selva y a su entorno rural. Te la vas a pasar en grande en un viaje a Costa Rica.

Disfrutar su rica gastronomía

Como todos los países, la gastronomía de Costa Rica es deliciosa y original. Su cocina es criolla costarricense con influencia tropical y mediterránea, así como europea, aborigen, sefardí y africana. Esto se deba que Costa Rica ha acogido durante su historia, a inmigrantes de muchos lugares del mundo. Sus platos más representativos son el gallo pinto que es el desayuno de los costarricensea, una mezcla de frijol aborigen y arroz asiático, embutidos y lácteos. La olla de carne de influencia española por su similitud al guiso ibérico de olla podrida. Los arroces con cerdo, y desde luego, los tamales. Y en las fiestas decembrinas, la pierna de cerdo, el rompope, el queque navideño, el roscón y el panetón.

En Costa Rica también se pueden disfrutar ricos postres como son los turrones que en Costa Rica se llaman cajetas. Los queques, helados de sorbetera, atoles, budines, el famoso café del país, el aguadulce, y el ron. Una estancia larga o corta en el país centroamericano te permitirá consentirte con la gastronomía variada y deliciosa de los costarricenses. Con deliciosa cocina, mucha fauna y flora desbordante, en Costa Rica te vas a divertir como nunca.