Esta mañana se han inaugurado dos nuevos quirófanos en el hospital Mancha Centro de Alcázar.  Estos quirófanos permitirán mejorar el servicio quirúrgico de la comarca ampliando el número de intervenciones. En la inauguración estuvieron el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page y la alcaldesa de de Alcázar, Rosa Melchor.

La Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, a través de la Consejería de Sanidad, ha invertido algo más de 1,1 millón de euros en la ampliación del bloque quirúrgico en el área Mancha Centro. Dos nuevos quirófanos dotados con la última tecnología, ampliación del espacio para reanimación post-operatoria (21 puestos que triplican la capacidad existente con anterioridad) y dos nuevas salas para terapias quirúrgicas (oftalmología e histerectomías). Una inversión que ya es una realidad y que el presidente regional, Emiliano García-Page, inauguraba el martes, 1 de febrero.

La ampliación del área quirúrgica se suma a las inversiones tecnológicas realizadas recientemente en el centro, como el nuevo tomógrafo (TAC) y la resonancia magnética que, en tan sólo un año, ha realizado más de 13.000 pruebas diagnósticas, contribuyendo a reducir la lista de espera no sólo del área Mancha Centro, también de otras como la de Villarrobledo. Así lo explicó el Consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, que acompañó al presidente de la Junta en su visita al hospital alcazareño.

Rosa Melchor, alcaldesa de Alcázar, mostró una vez más su agradecimiento a García-Page y al Gobierno regional por “apostar por Alcázar y por la Sanidad Pública. Especialmente después del período gris que supusieron para este hospital los años de 2011 a 2015; en los que se cerraron plantas, se despidieron profesionales y se paralizó la obra de ampliación”. La primera edil destacó que, al igual que el Gobierno Municipal, desde la Junta de Comunidades “están mostrando su sensibilidad por los problemas de nuestros vecinos y vecinas”.

Con la ampliación del área quirúrgica el hospital de Alcázar cuenta ahora con 12 quirófanos que mejoran la calidad sanitaria y contribuirán a reducir las esperas de intervención, ya que podrán realizarse una media de 800 operaciones al mes, ampliando la capacidad de absorción de este tipo de pacientes por el Mancha Centro que, hasta ahora, venía realizando en torno a las 600 intervenciones mensuales.