La alcaldesa Rosa Melchor estuvo en los micrófonos de SER Alcázar, donde destacó el elevado grado de consenso entre los distintos grupos municipales, que actualmente alcanza el 70 % de los acuerdos tomados en plenos y comisiones.

La primera edil alcazareña desmontó en la SER la crítica que desde PP e IU vienen realizando al respecto de la primera experiencia de Presupuestos Participativos, en el sentido que son “partidistas y unilaterales”. Una crítica que considera “se desmonta por si sola”, ya que el modelo en el que se ha basado el reglamento para la puesta en práctica de los mismos -aprobado en el Pleno ordinario del mes de enero- fue propuesto por el grupo municipal de Equo. Melchor agradeció públicamente a este grupo el que “hayan sabido ver que lo importante es poner en marcha la experiencia de Presupuestos Participativos y ya iremos aprendiendo y mejorando con el tiempo”. Igualmente lamentó la posición de IU, “a los que creo que lo único que no les gusta de esta iniciativa es que la ponga en marcha el PSOE”. En relación al PP, la alcaldesa consideró que “no llevan en el ADN los Presupuestos Participativos. En los 4 años que estuvieron gobernando en Alcázar no se les ocurrió y tampoco destacaron por promover la participación ciudadana”.

Al ser preguntada sobre la continuidad de esta sintonía con Equo para el posible respaldo de los Presupuestos Municipales de 2018; Melchor adelantó que, tras los tres encuentros mantenidos con este grupo y haber escuchado sus propuestas, “creo que podemos aceptar el 80% de lo que nos piden y alcanzar un acuerdo, porque lo más importante es avanzar para adecuar la realidad del Ayuntamiento con las necesidades de vecinos y vecinas”. También comentó que se han reunido con IU y que el PP ha declinado la invitación, argumentando que prefieren presentar alegaciones al documento que exponga el equipo de Gobierno. “El año pasado el portavoz del grupo popular, gracias a cuya abstención sacamos adelante los presupuestos de 2017, dijo que lo importante eran los intereses de los vecinos y no los partidistas; pero parece que en esta ocasión ya no es así, quizá porque se acercan las elecciones”.

En cuanto a la crítica del PP tachándola de “autoritaria” y “no abierta al diálogo”; la primera edil insistió en que, además de “no ser nueva” está “fuera de contexto”, ya que mediante documentos puede demostrarse el alto grado de consenso del equipo de Gobierno con los diferentes grupos de oposición, alcanzando el 70%. “Esto no es por falta de diálogo. En cualquier caso tengo la sensación que las críticas hacia mi del señor Ortega están motivadas porque cuando él era alcalde las encajaba muy mal y, ahora, me acusa a mí de todo lo que a él le criticábamos, en lugar de buscar mis verdaderos errores. Yo no limito el aforo en los Plenos, ni mando los antidisturbios contra mis vecinos y vecinas, ni jamás pediré a la policía que lo saque del salón de Plenos como hizo él con José Fernando Sánchez Bódalo. Esto sí que me parece autoritario y poco dialogante y, desde luego, este no es mi estilo de hacer política”.