Elegir el mejor sofá para decorar un salón pequeño en tu casa

0

Elegir el mejor sofá para un salón pequeño puede parecer muy difícil, aunque en realidad no lo es. Muchas veces resulta más complicado decorar un salón con mucho espacio que uno más pequeño. Si tu salón tiene poco espacio o si tienes un departamento con un salón-comedor igual puedes tener el mejor sofá. Después de todo el sofá es el mueble estrella de la estancia, debe ser cómodo, atractivo y debe lucirse al máximo. Así que toma nota cómo elegir el mejor sofá para que tu salón aunque pequeño se vea genial.

Elegir el mejor sofá para tu salón pequeño


Si tienes que elegir el mejor sofá para un salón pequeño, toma nota que debe ser tan genial como para uno grande. Aunque sea para un espacio reducido, tu sofá debe combinar con la decoración general o mejor dicho, a partir de él debe decorarse. Debe ser de buena calidad, así que hay que invertir dinero en él. Aunque nos parezca caro, los buenos sofás tienen materiales de buena calidad que los hacen más duraderos. Deben ser sobrios y definidos, muy estructurados, así transmiten más elegancia.


Cuando vamos a elegir el mejor sofá para un salón pequeño, podemos optar por un sofá que combine totalmente con las paredes. Porque si tu estancia es pequeña para hacerla visualmente más atractiva debes elegir colores neutros. Uniforma paredes y muebles en blanco total, se ve fantástico y es fácil de lograr. Pero si el blanco no te resulta práctico o atractivo, igual puedes elegir tonalidades de beige o gris. Y seguro encuentras bonitos sofás que se luzcan y resulten cómodos en tu salón. La uniformidad de color no solo convierte el ambiente en sofisticado sino que lo hace ver más grande.

Elegir el mejor sofá  modular para decorar salones


Otra de las opciones muy fáciles de aprovechar para elegir el mejor sofá para tu estancia cuando no tienes mucho espacio, son los modulares. Estos muebles son muy populares hoy en día porque son versátiles y cómodos. Aprovecha un sofá modular que vaya de una a otra pared, que permitirá que toda la familia o los amigos se acomoden bien. Además los modulares permiten aprovechar también el espacio de las paredes en el salón. Puedes colocar coquetas repisas o modulares aéreos para decorar el saloncito.

Sea cual sea el color que decidas para tu sofá, deja para el mismo los más claros, y combina la estancia con colorido en los detalles. Es decir puedes agregar el tono contrastante en cuadros, cortinas y una alfombra. Las alfombras no solo hacen más elegante un salón sino que son muy cómodas y coloridas. Aprovecha diseños tribales de mucho color o colores sólidos que contrasten con el color del sofá. En ese mismo sentido elige detalles como lámparas y cortinas que combinen con tu alfombra, el resultado se verá ¡espléndido!

Butacas y sillas para salones


Un pequeño espacio no te obliga a conformar un salón en miniatura, por eso debes elegir un sofá amplio. Ya con el sofá elegido basándonos en calidad y atractivo, podemos elegir un par de bonitas butacas en el mismo color. Pero también se verán perfectas en colores que contrasten con el sofá. Muchos cojines son un agregado a la comodidad del salón pero también a la decoración. Si te gustan piensa en muchos cojines en colores que combinen mucho.


Desde luego, los mejores sofás para salones pequeños, siempre serán los de patas altas. Deben ser sencillas y delgadas, entre más altas mejor. Esto tiene un efecto visual inmediato, hacer ver el salón más amplio. Esto no le resta oportunidad a los sofás con patas elaboradas. Aquellos que tienen detalles decorativos, si tienen patas altas funcionan bien. Además las patas altas en un salón pequeño tienen la ventaja de hacerlo más práctico. Esto es en el sentido del orden y limpieza del mismo que sin duda será una tarea más fácil. Y ya sabes que el orden y limpieza contribuyen enormemente al lucimiento de los ambientes.

Ideas geniales para salones pequeños


Hay que aprovechar a partir de ceder espacio a un sofá cómodo y suficiente, paredes y esquinas. Esto es colocar una bonita mesa de vidrio que da sensación de espacio en el centro de salón. O bien desechar la mesa de centro y colocar mesillas en las esquinas. Las mesas esquineras entre más sencillas resultan más favorables. En las paredes no debe sobrecargarse el decorado, bastará o bien con algunos cuadros o uno más grande. Idealmente colocar un enorme espejo que da más amplitud visual al salón o una pintura sobre la pared del sofá.

En la decoración de salones de poco espacio debe primar la sobriedad. Es decir que no hay que recurrir a adornos demasiado elaborados o detalles excesivos que restan atractivo. Con pocos muebles bien elegidos de tamaño y colores que se adapten, se logran espacios preciosos. Así que aprovecha estas ideas para decorar tu pequeño salón con originalidad y buen gusto.