La decoración de dormitorios masculinos no requiere gran esfuerzo. Y esto no debe interpretarse como que sean faltos de atractivo, porque no lo son. Para armar la decoración de un dormitorio para hombre, se requiere estilo y modernidad. Porque debe ser un dormitorio acogedor y moderno, pero también práctico. Los dormitorios masculinos son, eso sí, más sobrios y menos coloridos. Después de todo la habitación debe reflejar el gusto personal de cada quien. Y hoy, te contamos cómo decorar una habitación masculina que no resulte aburrida o poco atractiva.

Colores neutros para dormitorios masculinos

Para la decoración de dormitorios masculinos se recurre a los colores neutros, mayormente. Las tonalidades más apagadas de los colores marrón, beige y gris son ideales. Esto no excluye diseños ultramodernos en negro o azul. Como tampoco, si es la habitación de un hombre más audaz, colores como blanco. Este tipo de dormitorios también aprovechan el tono apagado de las luces, para crear atmósferas formales y sencillas. Es decir, eliges lámparas con luz que den un aspecto más tenue. Esto porque estas tonalidades de luz favorecen aún más los colores que se eligen para el dormitorio.

Si se desea la decoración de dormitorios masculinos que tengan un toque de color, se pueden elegir otros colores para combinar. Esto es agregar detalles como ropa de cama, cuadros, cortinas u otros, en tonos de amarillo o naranja oscuros. Pero si hay un color que se identifica con las habitaciones masculinas, sin duda es el azul. Sus tonalidades más oscuras son hermosas y elegantes. Puedes elegir entre matices muy oscuros o con un toque de brillo. Y el azul combina con otra de sus tonalidades o en contraste con otros colores neutros. Los colores para los dormitorios de hombre, también se aprovechan en techos y suelos, pero no hay que ser excesivo. Esto podría crear una atmósfera agobiante, bastará con jugar con las tonalidades.

Detalles para decoración de dormitorios masculinos muy elegantes


Otro de los detalles que más gustan para la decoración de dormitorios masculinos son los materiales. La madera es esencial en detalles como marcos de ventana, cabeceros, pies de cama, mesas. El nogal y la caoba son las  más socorridas, combinan con mil estilos decorativos y se mantienen siempre impecables. Además, se puede recurrir en dormitorios masculinos más modernos a detalles en metal y vidrio, pero muy básicamente.

A la hora de planear la decoración de dormitorios masculinos, se debe tomar en cuenta el gusto personal del que lo ocupa. Es decir, a algunos gustan los deportes y a otros la música, quizá a alguien más, la literatura. Estos detalles de gusto personal deben adecuarse a la habitación de un hombre, para darle el toque único.  Nunca debe obviarse la belleza de las plantas, si hay una ventana que ilumina , una sola planta le da el toque natural. Hojas verdes, cactus, suculentas son perfectas en un entorno masculino.

Decoración de dormitorios masculinos fáciles de mantener


Un dormitorio masculino como hemos dicho antes, refleja sobriedad. A diferencia de otras áreas del hogar, el dormitorio de un hombre adulto tiene lo necesario y no más. A la personalidad masculina no gustan tantos detalles y por eso siempre se debe elegir lo necesario. Una bonita mesa de noche en madera maciza. Una lámpara de diseño funcional y que no ocupe demasiado espacio. Cortinaje que oscurezca para poder descansar pero que no reste a la luz natural durante el día

A diferencia de la decoración de dormitorios juveniles, la de un hombre adulto, debe planearse para no requerir demasiado cuidado. Recordemos que un hombre  a menos que trabaje en casa, no dispone de mucho tiempo. Así que su espacio más personal debe ser muy práctico y acogedor, pero que no necesite de demasiado cuidado.

Estilos para decorar dormitorios para hombres


Para decorar una habitación masculina, hay que elegir lo básico en la ropa de cama. Debe ser la más atractiva pero también la de mejor calidad y que resulte cómoda. Lo esencial de toda habitación sea masculina o femenina, de matrimonio o infantil, es la cama. Esta debe ser grande, pero adaptarse al espacio con que se cuenta en el dormitorio. No queremos una cama que nos impida movernos con comodidad por el dormitorio.

Un cabecero sencillo  cumple la función de decorar y completar el conjunto. No colocar demasiados cuadros, con uno basta, quizá una enorme fotografía o una pintura.
En todo caso, las habitaciones masculinas siempre se ven bien, desarrollando los estilos que gusten a su propietario. Es decir, que aunque sea sobria no debe quitarse a la misma atractivo.

En los dormitorios masculinos lo mismo aprovechas el estilo nórdico, si es alguien que gusta de mucha luz y quiere un dormitorio muy actual. Pero también van bien los estilos temáticos que hemos mencionado. Basados en el gusto personal de cada quien. Y estilos aún más personalizados como el industrial o  el vintage, porque todo se adapta bien a un bonito dormitorio masculino, como puedes inspirarte en estas imágenes.