Los muebles de mimbre pueden lucir estupendos con pequeños cuidados

0

Los muebles de mimbre suelen ser muy atractivos y versátiles. Lo mismo se ven bien en interiores que en exteriores. Su aspecto y su origen natural los hace encajar en muchos estilos decorativos. El mimbre es una fibra vegetal de la familia de los sauces, que suele tejerse. Con esta fibra suelen fabricarse bonitos muebles, cestos y otros detalles decorativos. El mimbre es muy utilizable a la hora de crear objetos, porque se usan las ramas y el tallo. Para elaboración de muebles suele combinarse con la madera que le da más resistencia y soporte. Los muebles de mimbre suelen ser baratos comparados con otros materiales pero son más hermosos.


Los muebles de mimbre se conocen desde hace siglos, pues ya se usaba ese material en el Antiguo Egipto. A partir de la década de los años 1960 se volvieron más populares. De ser muebles de interior en las casas de antaño, dieron paso a terrazas y jardines. Suelen usarse hoy en día con recubrimiento para evitar su desgaste por el sol y la lluvia. Existen variedades del tejido de mimbre, y hay tres clases del mismo que son el natural, el sintético y el que reúne estas dos clases. Hoy es más popular el mimbre sintético por cuanto el natural se desgasta a pesar de ser sellado y el barniz. Esto lo hace más difícil de mantener y menos duradero. Bien cuidados los muebles de mimbre suelen durar mucho y lucir siempre bien.

Cómo limpiar los muebles de mimbre


A diferencia de otras fibras, los muebles de mimbre se pueden limpiar fácilmente en casa. Una limpieza mensual hará mucho por su duración y apariencia. Hay que darle una limpieza inicial con el cepillo de la aspiradora, retirando el polvo superficial. Esto es fácil cuando es mimbre de apariencia natural, cuando está pintado hay que tener cuidado de no rajar la pintura. Luego hay que proceder a limpiar a fondo con un cepillo de dientes de cerdas suaves y firmes. Hoy pueden aprovecharse en tiendas especializadas cepillos especiales para el mimbre. No solo para el mantenimiento en sí, también pinturas si queremos pintarlos o renovar la existente.

Con el cepillo de dientes hay que limpiar los muebles de mimbre por toda su superficie y el interior. Hay que tener muy en cuenta que si los muebles son de mimbre de papel, jamás debe usarse agua en ellos. Este procedimiento que vamos contado es para el mimbre sintético que se limpia con agua y detergente. Con un paño suave se limpia la superficie luego de aplicar abundante agua jabonosa, debe ser un jabón suave. Luego de lavar hay que secar de inmediato con un ventilador de mano. También se puede dejar que se sequen en el sol si este no está fuerte, y si el mimbre es natural se puede secar con el aire frío de un secador de pelo. Desde luego, el mimbre natural por su delicadeza requiere secado rápido y profundo para que no se arruine por moho.

Cómo cuidar tus muebles de mimbre


Existe toda una variedad de productos en tiendas especializadas para el cuidado de muebles de mimbre. Es importante darle mantenimiento profundo a estos muebles una vez al año, sobre todo si tienen partes rotas o decoloradas. Un experto en este tipo de muebles puede dejarlos como nuevos. También hay que tener en cuenta para que luzcan bien las temperaturas, aunque sea sintético. Algunas veces el calor excesivo o el sol intenso los pueden decolorar, aunque suelen ser de exterior, nunca está de más colocarlos un tiempo dentro o bajo una sombrilla.

Usualmente se usan en terrazas y jardines y cuando llega el invierno se suelen guardar. Es indispensable guardarlos en un lugar fresco y seco. La humedad de un ambiente frío los puede dañar y hacer perder color. Por demás, siempre son más bellos los muebles de mimbre natural pero si queremos algo duradero y que luzca bien en todo momento, el sintético es el mejor.


Los cuidados mismos de los muebles de mimbre se aplican a accesorios decorativos. Pantallas de lámparas en el salón, cestos y otros. Con un cepillo de dientes suave y con el mismo procedimiento podrás hacer que siempre luzcan bien. En el caso de las pantallas es necesario cuidar que el bombillo no sea de luz tan intensa y no roce el mimbre o se quemará.

Para las cestas y otros detalles decorativos en mimbre natural hay que cuidar de mantenerlos lejos de la humedad. Para pintar o renovar la pintura de muebles de mimbre hay que saber elegir la pintura, y esto lo puede sugerir un experto. Por ello, si te gustan los muebles de mimbre aprovecha estos sencillos consejos que te ayudarán a que se mantengan siempre como el primer día. Además, siempre transmiten la sensación de días de relax y de estar en casa.