Marrakech para un viaje inolvidable en otoño que tienes que planificar ya

marrakech viaje otono

Marrakech es emocionante en cualquier temporada del año. Y en otoño sus paisajes nublados y llenos de colores, son perfectos para un corto viaje. Esta es  una de las ciudades más importantes de Marruecos y un destino turístico a nivel internacional.Además, es por su importante legado monumental, una ciudad muy interesante.  Esta antigua ciudad que data de 1062 cuenta con emocionantes actividades durante la temporada. ¿Pensando en un viaje a Marrakech en otoño? No lo dudes, te encantará.

Visitar Marrakech en otoño para descubrir sus monumentos

Los días nublados y escasos de lluvia de otoño, son perfectos para un viaje que te permita descubrir Marrakech. Sus importantes monumentos requieren tiempo para descubrirse. Así que toma nota lo mucho que encontrarás esperando por ti en un viaje a esta ciudad marroquí.   Hay que disfrutar la experiencia única y diferente de descubrir la ciudad vieja de Marrakech. Una zona laberíntica de callejuelas y palacios. En donde podrá observar la vida vibrante de la ciudad en mercados y mezquitas. Un paisaje lleno de minaretes, y donde destaca la Medina de Marrakech, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se encuentra en la plaza Jamaa el Fna.

Y desde donde podrás encontrar los Suks que son los mercados tradicionales de Marruecos.  También la llamada mezquita y madraza de Ben Youssef y el Museo de Marrakech. En la misma zona se encuentra el  Palacio Real. Hay visitas para conocer el llamado palacio de la Bahía y de Dar Si Said, que datan del siglo  XIX así como las  ruinas del gran palacio Badi. 

Los zuks o zocos se encuentran en un barrio llamado “el barrio de los suks” poco más alla de   la plaza Djemaa el Fna. Una zona donde encontraras una gran variedad de productos del país como especias, pieles, babuchas, alfombras, lana, madera, vajillas. Y las inconfundibles artesanías de Marruecos. Ya sabes que uno de los grandes placeres de viajar es llevarse un recuerdo de cada lugar. En Marrakech encontrarás toda clase de recuerdos para la familia. Y para agregar a la decoración de tu hogar. Mucho más que hermosas alfombras…

El paisaje de mezquitas de Marrakech

Como ya hemos mencionado, la mezquita y madrasa Ben Youssef es una imponente construcción que se encuentra en la zona de los zuks, en la plaza de  Jamaa el Fna. Cerca de la mezquita se puede admirar la cúpula Ba’adiyn, que data de la época de los fundadores de la ciudad.

No menos hermosa, es la Mezquita Kutubia  en el interior de la Medina, cerca de la Bad Jedid. La misma data del  siglo XII, y tiene el detalle encantador de su minarete, que es  de base cuadrada, del siglo XII. Se sabe que el mismo ha sido la inspiración de otro monumento famoso, nada menos que la Giralda de Sevilla.

El Palacio Dar el Bacha (o Dar el Glaoui) con  patios interiores que han sido decorados en yeso, madera tallada y azulejos. Una maravilla del arte marroquí que no debes dejar de admirar. También debes visitar el Palacio El Baldi que se encuentra en ruinas. Aunque fue en su momento una impresionante construcción de oro y mármol.

Mientras que el Palacio de la Bahía en Mellah que es el antiguo barrio judío es de estilo tradicional. Donde aún pueden verse los decorados de madera de cedro. Aún hay mucho más por ver en Marrakech más allá de las cúpulas y medinas, como las llamadas tumbas saadíes. Son las tumbas de los sultanes en el muro meridional de la mezquita Kasbah, junto al Palacio Real, en la zona de la Medina. En la misma zona,  Bab Agnau, la puerta de acceso a la Kasbah del siglo XII.

Conoce los museos de Marrakech

Parte importante de descubrir la historia y los monumentos de Marrakech es recorrer sus museos. En esta ciudad encontrarás museos de gran interés como en tantas otras ciudades del mundo.

Uno de los más importantes es el Musée Dar si Said, con una importante colección de arte y artesanía tradicional del sur de Marruecos. La construcción del mismo data del siglo XII, cuando  fue construido por artesanos de Córdoba. El Museo de Marrakech  posee la más amplia colección de arte marroquí contemporáneo y una colección de libros y caligrafía islámica. Así como una recopilación de litografías y acuarelas con temas de la cultura marroquí.

El Musée Tizkiwin con una exposición permanente de  cerámicas, alfombras, tejidos y ropas bereberes. Una encantadora colección divididas por regiones que muestra las artesanías de todo el país.  Una colección de arte islámico exhibe el  Musée du Jardin Majorelle en la  villa Majorelle, que hizo construir en los años veinte el pintor Jacques Majorelle.

El más antiguo de los museos es Dar Cherifa, que  data de fines del siglo XVI. Donde se pueden ver de manera permanente importantes colecciones de arte contemporáneo o fotografía. Es una idea genial para vivir el arte, café-literario y galería. También se puede visitar el Ministerio del Gusto: Ideado y realizado con exposiciones de  artistas marroquíes e internacionales.

La rica cocina marroquí durante tu estancia en la ciudad

Y cuando pases esos días inolvidables de compras en los mercados de Marrakech…cuando disfrutes de largos paseos bajo el sol en camello o una aventura en globo aerostático…Porque en esta ciudad se puede disfrutar al máximo…viajar a las montañas altas y por qué no, una aventura en quad. Una parada más desde Marrakech que no debes dejar de considerar es el Desierto de Agafay y de Zagora…que el otoño puede ser tan emocionando como el verano.

Y la rica cocina marroquí no podrás dejar de disfrutar. No te marches de la ciudad sin probar el  Zaahlouk. Este es un plato emblemático de la cocina nacional,  hecho con berenjena asada y tomate. La deliciosa Harira, que es la sopa marroquí más tradicional. Con verduras, tomates, garbanzos y mucha carne. Y para los que aman lo dulce, sus célebres galletas de coco y semolina, deliciosa mezcla de semolina y almendras. Realmente hay mucho por degustar de la cocina en Marrakech, que te dejará con ganas de volver…

Imágenes: Pixabay

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba