Visita Turín en unas vacaciones llenas de historia y cultura, por la región de los Alpes Italianos y el río Po. Esta ciudad que fue la primera capital de Italia, es hoy la capital de la región del Piamonte. Su apariencia es  preciosa, porque en ella convergen varios estilos arquitectónicos como el barroco, el rococó, neoclásico y el Art Nouveau. Llamada “la cuna de Italia” gracias a que en esta ciudad nacieron muchos de los grandes hombres que reunificaron Italia. Turín fue residencia de la familia real de Italia, la célebre Casa de Saboya.


Es una ciudad cultural de las más atractivas de Europa. Pero también es una importante ciudad deportiva e industrial, especialmente por su industria automotriz. Una región italiana que invita a quedarse por mucho tiempo. Su clima es meridional de inviernos fríos y veranos suaves. En Turín se puede disfrutar de una agradable estancia de verano. Y en invierno es perfecta,  porque el lugar es ideal para esquiar. Así que en cualquier temporada, es ideal  para unas vacaciones de ensueño.

Cómo llegar a Turín en Italia

Una visita a Turín es fácil de organizarse. Se puede llegar en avión al Aeropuerto Internazionale “Sandro Pertini” que es uno de los principales de Italia. Distante apenas 16 kms del centro de la ciudad de Turín. Este aeropuerto tiene conexiones a la ciudad por tren o  autobús, a través de la estación Dora GTT de Turín.

Se puede llegar por tren, servicio que se contacta a través de la web de www.trenitalia.com. Las estaciones más importantes de Turín son Porta Nuova, con trenes que van y vienen de Roma, Milán, Génova, Florencia, Bolonia, Venecia y Francia. La estación Porta Susa, a donde se llega de o hacia Roma, Milán, Florencia, Bolonia, Venecia y España. A esta estación también llegan los trenes de alta velocidad a Francia. En la Estación de Lingotto, trenes que van a Roma, Génova, y Florencia.

Con una moderna y accesible red de carreteras, también se puede viajar a Turín en coche. Estas carreteras te llevan a esta ciudad y al Piamonte. La Tangenziale que transcurre alrededor de Turín. A-21 Torino-Piacenza, A4 Torino-Milano, A6 Torino-Savona, A32 Torino-Frejus, A5 Torino-Ivrea. Y las carreteras estatales de N.11 Padana Superiore: (Torino-Chivasso-Vercelli-Novara-Milano-Brescia-Padova-Venezia. N.20 Del Colle della Maddalena: (Torino-Borgo San Dalmazzo-Confine Francese del Colle). N.23 Del Colle di Sestrieres: (Torino-Stupinigi-Pinerolo-Sestrieres-Cesana). N.24 Del Monginevro: (Torino-Susa-Cesana-Monginevro-Francia). N.25 Del Moncenisio: (Torino-Collegno-Susa-Moncenision. N.26 Della Valle d’Aosta: (Torino-Chivasso-Ivrea-Aosta-Piccolo San Bernardo). N.27 Gran San Bernardo: (Torino-Aosta-Gran San Bernardo) y la N.10 Padana Inferiore verso la Liguria: (Torino-Alessandria-Novi L.-Genova).

Pero también se puede visitar Turín, viajando en su  línea de autobuses. A través de las estaciones de Corso Inghilterra , Porta Nuova y Porta Susa. Estas conectan Turín con otras ciudades de Italia y Europa.

Visita  Turín y sus monumentos


Cuando te decidas hacer una visita a Turín, comprobarás que esta es una de las ciudades más atractivas. Hay que conocer todos los importantes monumentos que nos hablan del pasado de la capital del Piamonte. En la Plaza Castello se puede iniciar un recorrido por su centro histórico, en el que se encuentra el Palacio Real y el Palacio Madama. Además hay que descubrir la Reggia di Venaria Reale una encantadora residencia estival. Esta forma parte con otras casas de la llamada “Corona de las delicias”.

Hay que visitar la Puerta Palatina en el Parque Arqueológico. La Catedral de Turín del Siglo XV len donde se conserva el Santo Sudario. El Museo de Antigüedades Egipcias que es el más importante del mundo después del de Ciudad El Cairo. Y desde luego si de arte se trata, hay que visitar la Galería de Arte Moderno y el Castillo de Rívoli.  El Palacio Carignano donde se encuentra el Museo del Resurgimiento. El Santuario de la Consolata, la Basílica de Superga de 1717, y la Basílica de María Auxiliadora.

Hermosa ciudad del cine Turín


En la visita a Turín no puede dejar de conocer su pasado en la industria del cine. En Turín surgieron las primeras imágenes en movimiento y en ella se encuentra el Museo del Cine. Pero además se distingue porque es una ciudad donde abundan las salas cinematográficas. Y si el cine es un gran atractivo de Turín no menos lo es el teatro. La ciudad tiene una activa vida cultural y teatral. Importantes son el teatro Stabile y el Teatro Reggio dedicados a la ópera, música y danza.

Hay que admirar en Turín, la Mole Antonelliana, monumental edificio en el centro histórico. Es el indiscutible símbolo de la ciudad de Turín y de Italia. Su nombre lo debe a que fue la construcción de albañilería más grande de Europa y también a su arquitecto, Alessandro Antonelli. Tiene una altura de 167.5 metros, esa altura fue sobrepasada por el Grattacielo della Regione Piemonte. Este es ahora el edificio más alto de Turín. Precisamente en este alto edificio se encuentra el Museo de cine de Turín.

Rica gastronomía en tu visita a Turín


Una visita a Turín nos permite disfrutar, como en el resto de Italia, de la mejor cocina. Hay mucho más que spaguetti y rica pizza en la gastronomía de Piamonte. Entre los platos más conocidos de Turín se encuentra el Agnolotti. Este es un rico plato hecho de pasta al huevo rellena de carne del Piamonte. Su especial sabor deriva de sus condimentos, mantequilla, salvia y queso Grana Padano o Parmigiano Reggiano rallado. Aunque también se prepara con una salsa a base de carne asada, conodida como “sugo di arrosto”. También se sirve “in brodo” que es cocida en caldo.

No menos deliciosos el Agnolotti al plin, Tajarín ai Funghi porcini, Gnochi di Patate allá brava, y risotti. El risotto es uno de los platos más apreciados de Turín, y se prepara con trufas o setas. Antonio Benedetto Carpano inventó en Turín el vermut, que acompaña la comida. El café también es esencial en Turín, y un postre emblemático de la ciudad es el chocolate caliente con nata. Los postres no se quedan atrás, hay de todo. Y en Turín se disfrutan ricas pastas rellenas de crema pastelera cubiertas de azúcar glaseado. Hay tantos ricos platillos que te enamorará la cocina piamontesa.

Turín es un destino histórico, cultural, gastronómico, cinematográfico…¡Turín tiene tanto que debes conocer!