Las vacaciones en la Isla de Capri son una escapada al paraíso más azul. Lugar preferido de las celebridades desde el siglo pasado, la Isla de Capri conserva su belleza de siempre. Ubicada en el mar Tirreno al sur del Golfo de Nápoles, es una encantadora imagen de casas romanas y naturaleza desbordante. Perfecta para relajarte lejos del tedio de la rutina, pero también para disfrutar de su entorno y conocer este lugar que ha cautivada a muchos escritores y cantantes. Porque siendo tan atractiva y soleada también ha sido el paisaje de muchas grandes obras cinematográficas.


Para las mejores vacaciones en la Isla de Capri podrás acercarte a ella en el transbordador o la hidroala que operan entre la misma y las localidades de Nápoles y Sorrento. Precisamente de Nápoles y la llamada Península Sorrentina, se acercan barcos a la isla y hay un funicular para hacer el trayecto entre Marina Grande y la ciudad de la Isla de Capri. Las distancias en ferry son realmente cortas, por lo que el trayecto desde Sorrento es de 40 minutos y una hora si se viaja desde Nápoles. Dentro de la Isla hay servicio de autobuses y taxis, para conocer a su ritmo todo Capri. En barco como hemos dicho, llegas a Capri desde otras ciudades de Italia como Nápoles, Sorrento, Positano, Minori, Maiori Amalfi, y Salerno.

Qué ver en unas vacaciones en la Isla de Capri


Cuando se organizan unas vacaciones en la Isla de Capri, no escatimes el disfrute pensando  en volver pronto porque Capri demanda tiempo suficiente para conocerla. Ya en la ciudad de la Isla de Capri puedes conocer su famosa Piazzetta o Piazza Umberto I. En la misma se encuentran muchos bares y cafés donde pasar el rato y disfrutar de la cocina de Capri. Además siendo la isla destino de turismo internacional, la Piazzetta es muy concurrida por turistas pero también por muchas celebridades.

Si se desea ir de compras, en Capri como cualquier lugar del mundo abundan las tiendas y almacenes donde comprar de todo. Para ello hay que recorrer la Vía Camerelle en donde se pueden visitar tiendas de lujo muy variadas y también hacer una visita al museo Centro Caprense Ignazio Cerio. En este museo se pueden conocer muchas piezas arqueológicas que datan de la dilatada historia de la bonita Isla de Capri. El monasterio de la Cartuja de San Giacomo data de 1371 y cuenta con un museo. Y desde luego, conocer la Villa Jovis, que data de la época romana.

Conoce el pueblo de Anacapri en la Isla de Capri


Muy cerca de la ciudad de Capri se encuentra el famoso pueblo de Anacapri con muchos monumentos históricos y bonitas casas de estilo romano. Se puede llegar al pueblo en autobús. Ya en el lugar se puede disfrutar de una visita en telesilla que lleva a los turistas hasta la cima del Monte Solaro. También se puede visitar Punta Carena que tiene un enorme faro o acercarse por tierra a la fotografiada y admirada Gruta Azul.

En Anacapri se encuentra la maravillosa iglesia de San Michele Arcangelo, la misma que tiene estilo barroco napolitano puede visitarse y admirar su piso que recrea la expulsión del Edén. Hay que visitar Castello Barbarossa, Piazza Vittoria, Seggiovia Monte Solaro, Chiesa di Santa Sofia y el Museo Casa Rossa di Anacapri.

Las hermosas playas de la Isla de Capri


Ya de vacaciones en la Isla de Capri, hay que disfrutar el mar y el relax. En Marina Grande se encuentra una playa realmente hermosa, agua cristalina, y cálido clima y en otro extremo de la Isla,  la playa de Marina Piccola. Nadie se va  de la Isla de Capri sin maravillarsecon un impresionante amanecer o atardecer en la llamada zona del Faro, en donde todo mundo se enamora de este paraíso.

En sus playas hay toda clase de comodidades y además hay muchas piscinas privadas. En verano, la Isla de Capri está abarrotada de turistas pero si se organiza bien el viaje, se puede disfrutar mucho de la estancia. No hay que olvidar que  Capri como toda Italia, tiene una gastronomía realmente especial y se pueden  degustar platos únicos de la región,  como el limoncello, el panino a la caprese, y la muy famosa en todo el mundo, torta caprese.

La Gruta Azul y los Farallones de Capri


Y entre tantas cosas por ver en unas vacaciones en la Isla de Capri, por nada del mundo hay que dejar de conocer la Gruta Azul. Ese paisaje del cielo intensamente azul y el mar con peces plateados, es algo único en el mundo. Hay excursiones en lancha para visitar la Gruta Azul y deslizarse en su cueva. Aunque son excursiones privadas de variado costo, quién no quiere verse paseando por este bonito lugar. También se puede visitar en barco desde Marina Grande o haciendo el trayecto a pie desde Anacapri.

Los Farallones que son tres grandes masas rocosas, dan la bienvenida a todos quienes llegan a la Isla de Capri. Se pueden visitar en barco aunque para conocer la cueva natural que se encuentra en el farallón más alto,  hay que hacer el viaje en bote. Los nombres de los farallones son Saetta, Stella y Scopolo. Hay tanto por ver en la Isla de Capri, que serán unas formidables vacaciones.